Líbano.- El Ejército libanés habría tomado Nahr el Bared tras matar a 32 milicianos, según una fuente oficial anónima

Actualizado 02/09/2007 18:22:04 CET

MOHAMMARA (LÍBANO), 2 Sep. (EP/AP) -

Las fuerzas de seguridad libanesas anunciaron que han terminado con la resistencia de los milicianos de Al Fatá al Islam en el campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared horas después de que una importante ofensiva se saldara con 32 milicianos muertos. El asedio de Nahr el Bared ha durado tres meses y medio con duros combates entre esta organización afín a la ideología de Al Qaeda y las fuerzas de seguridad libanesas.

Estas fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, indicaron que la última zona de Nahr el Bared controlada por Al Fatá al Islam cayó hoy y ya está bajo control del Ejército. En la operación fueron capturados cinco milicianos heridos.

Horas después de que una ofensiva del Ejército terminara con 32 milicianos muertos y quince más capturados cuando intentaban escapar sólo se podían escuchar algunos disparos esporádicos.

En las localidades vecinas nada más conocerse la noticia del fin de la resistencia de Al Fatá al Islam salió la gente a las calles para celebrar el fin de tres meses de combates. Así, en Mohammara se podían escuchar disparos al aire para festejar la toma y la gente recorría las principales calles de la localidad con banderas libanesas. En los convoyes militares eran trasladados soldados que hacían el signo de la victoria entre las celebraciones de la población.

El Ejército, sin embargo, sólo ha anunciado oficialmente que en las últimas operaciones han muerto cinco soldados, tres el domingo y dos el sábado, por lo que ya son 158 los militares muertos en el conflicto.

Un comunicado militar emitido a primera hora de hoy explicaba que el Ejército estaban atacando los últimos bastiones de los milicianos y "persiguiendo a los milicianos fuera del campamento", asegurando que éstos están realizando "un intento desesperado de huir". En este sentido, el Ejército pidió a los ciudadanos que informen a la patrulla militar más próxima de cualquier presunto miliciano en su zona.

El campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared ha quedado destruido por tres meses y medio de duros combates e intensos bombardeos desde que comenzaran los enfrentamientos, el pasado 20 de mayo.