Liberados dos franceses, una estadounidense y una surcoreana, en una operación de Francia en Burkina Faso

Soldados franceses de la Operación Barkhane en Malí
REUTERS - Archivo
Actualizado 10/05/2019 17:48:31 CET

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

En la operación realizada por efectivos de 'Barkhane' han muerto dos militares franceses

Cuatro rehenes --dos franceses, una estadounidense y una surcoreana-- que se encontraban presuntamente en manos de milicianos yihadistas han sido liberados en una operación llevada a cabo por el Ejército galo durante la noche en el norte de Burkina Faso, según ha anunciado el Elíseo este viernes.

Entre los liberados figuran Patrick Picque y Laurent Lassimouillas, quienes habían sido secuestrados el pasado 1 de mayo en el parque natural de Pendjari, en el norte de Benín, cerca de la frontera con Burkina Faso. Su conductor, un beninés, había aparecido asesinado durante el fin de semana.

El presidente Emmanuel Macron "se felicita de la liberación de cuatro rehenes en el Sahel, entre ellos nuestros dos compatriotas", ha señalado la Presidencia, que ha precisado que durante la operación han muerto dos soldados franceses, oficiales de operaciones especiales de la Marina.

Macron ha felicitado al Ejército francés "por la liberación de estos rehenes", al tiempo que ha expresado su pesar por el "sacrificio de nuestros dos militares, que han dado su vida para salvar las de nuestros conciudadanos". En este sentido, ha trasladado sus condolencias a las familias de los fallecidos.

La ministra de Defensa, Florence Parly, también ha expresado su pesar por la muerte de Cédric de Pierrepont y Alain Bertoncello, que formaban parte de la 'Operación Barkhane' que tiene desplegada Francia en el Sahel. "Esta noche se han salvado cuatro vidas, cuatro vidas en manos de los terroristas", ha resaltado.

Según ha precisado, además de la cooperación de las autoridades beninesas y burkinesas, Francia también ha contado con el "preciado apoyo" de Estados Unidos para llevar a cabo la operación.

Por otra parte, el presidente ha agradecido a las autoridades de Benín y Burkina Faso "su perfecta cooperación" y les ha garantizado "la entera voluntad de Francia de ayudarles en su lucha contra el terrorismo en el Sahel".

A su vez, el presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, ha celebrado la liberación de los cuatro rehenes y ofrecido sus condolencias por los dos militares franceses muertos en la operación. "La intervención militar conjunta que ha permitido alcanzar estos resultados, traduce nuestro compromiso común de luchar contra las fuerzas del mal", ha añadido en un mensaje en Facebook.

LA IDENTIDAD DE LAS OTRAS DOS REHENES SE DESCONOCE

Por el momento no hay más detalles sobre la identidad de las otras dos rehenes liberadas durante la operación francesa ni se tiene información sobre el lugar exacto en el que permanecían recluidos o si se han producido bajas en las filas de sus captores.

El Ministerio de Exteriores surcoreano ha confirmado que Francia le ha notificado el rescate de uno de sus ciudadanos. Según un portavoz del Ministerio citado por la agencia Yonhap, no tenían constancia de que hubiera ningún surcoreano desaparecido. "Actualmente estamos investigando cómo la persona fue secuestrada y rescatada", ha añadido.

Un responsable francés ha contado a 'Le Monde' que la operación se ha producido cuando los rehenes estaban siendo trasladados por Burkina Faso con "la intención de los secuestradores de llevarlos a Malí". El campamento de los secuestradores ha sido localizado por medios de vigilancia y no se sabía de antemano que había otros dos rehenes en el mismo, ha precisado.

"La presencia de las otras dos rehenes ha sido una buena sorpresa", ha reconocido. Según esta fuente, los secuestradores pertenecían a la 'katiba' Macina (el Frente de Liberación de Macina), un grupo yihadista que opera en el centro de Malí y que lidera Amadou Koufa, al que Francia dio por muerto el pasado noviembre y que reapareció posteriormente con vida.

Este grupo está integrado desde marzo de 2017 en el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), del que también forman parte Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Ansar Dine y Al Murabitún, y que comanda Iyad ag Ghali, un combatiente tuareg maliense.

Sin embargo, una fuente de seguridad burkinesa ha señalado al diario que el rapto de los dos franceses en el norte de Benín habría sido perpetrado por miembros de Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS), que opera en el este de Burkina Faso, lo cual apuntaría a posibles lazos entre la 'katiba' Macina y Estado Islámico.

CRECIENTE VIOLENCIA EN EL SAHEL

La situación de seguridad se ha deteriorado en el último año en Malí, Burkina Faso y el oeste de Níger. En estos tres países operan varias organizaciones yihadistas, incluidas filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, mientras que también son cada vez más frecuentes los ataques entre comunidades, principalmente entre los fulani --mayoritariamente pastores-- y otras etnias que se dedican a la agricultura, por los recursos y por la asunción de que los primeros tienen lazos con los yihadistas.

En un informe publicado a principios de abril, el Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED), que hace seguimiento de este tipo de incidentes, ya había alertado del creciente número de ataques y de violencia intercomunitaria en esta zona del Sahel.

En el caso concreto de Burkina Faso, los enfrentamientos entre grupos armados y las víctimas ocasionadas por los mismos entre noviembre y marzo aumentó en más de un 200 por ciento. En el caso de las víctimas en ataques directos contra civiles, el aumento fue del 7.028 por ciento, con 499 muertos en un total de 124 ataques de este tipo.

Contador

Para leer más