Publicado 03/02/2020 18:03CET

Un líder rebelde y más de 300 combatientes se entregan al Ejército de República Democrática del Congo

Soldados en República Democrática del Congo
Soldados en República Democrática del Congo - GETTY IMAGES / URIEL SINAI - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El autoproclamado general Biliko-Liko Mingenya del grupo Unión de Patriotas por la Defensa del Congo, una formación armada mai-mai, se ha entregado este domingo a las Fuerzas Armadas de República Democrática del Congo acompañado de 290 combatientes y 50 armas de guerra.

Otros 50 combatientes más están de camino para sumarse al campamento habilitado para los ya excombatientes, según informa la emisora de la misión de la ONU en República Democrática del Congo, Radio Okapi.

El comandante Ndjike Kaiko, portavoz del sector operacional Sokola 2 de las Fuerzas Armadas, ha explicado en declaraciones a Radio Okapi que Biliko-Liko y sus hombres estaban activos entre las regiones de Masisi y Walikale desde hacía 20 años.

La entrega se produjo en Ngungu, antigua sede principal de la milicia, a 27 kilómetros de Goma, en un acto al que acudió la prensa. En la rueda de prensa, Ndjike Kaiko ha explicado que este grupo mai-mai secundaba así la propuesta del presidente congoleño, Félix Tshisekedi, para el desarme de todos los grupos con el fin de lograr la pacificación del país.

Entre las armas rendidas hay varios cohetes antitanque y antiaéreos, morteros y fusiles AK-47 que han pasado a estar bajo control del general Willy Yamba.

Las milicias mai-mai se formaron para defender su territorio tribal frente a los numerosos grupos rebeldes activos en la zona este de RDC enfrentados por el control de los recursos minerales que existen en la región.