Actualizado 21/05/2012 00:29 CET

El líder de los suníes libaneses convoca tres días de duelo y huelga general

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El gran mufti de líbano, líder de la comunidad suní, Mohamed Rachid Qabbani, ha anunciado tres días de duelo y huelga general por la muerte de Ahmed Abdel Wahid, uno de los dirigentes suníes beligerantes con el régimen del presidente sirio Bashar al Assad. Abdel Wahid ha muerto esta mañana por los disparos de soldados libaneses en un control cerca de Halba, en el norte del país.

"Las instituciones religiosas de Beirut y las demás secciones libanesas permanecerán tres días cerradas en señal de duelo", ha declarado Qabbani, según recoge la edición digital del diario libanés 'The Daily Star'.

Para Qabbani, este incidente es "doloros, trágico, soprprendente y debe ser condenado". Además, el dirigente suní ha pedido una investigación de estas muertes y un rápido proceso judicial.

Qabbani ha revelado que ha tratado esta cuestión con el presidente libanés, Michel Suleiman, y con el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Jean Kahwagi.

Tembién el líder del opositor Movimiento Futuro, Saad Hariri, ha condenado las muertes y ha denunciado "un plan para desestabilizar ciertas regiones libanesas para servir a los intereses del régimen sirio".

"No culpamos de este asesinato al Ejército libanés en conjunto (...), pero está claro que las personas implicadas en este asesinato quieren utilizar a la institución y sus símbolos para importar la crisis del régimen sirio (...) a Líbano en un intento desesperado por salvarle de su destino inevitable", ha agregado.

La comitiva de Abdel Wahid, incluidos escoltas armados, se dirigía a la localidad de Halba para participar en un acto político del Movimiento Futuro cuando al llegar a un control del Ejército los soldados les dieron el alto. Al final, los soldados dispararon contra el coche de Abdel Wahid y acabaron con su vida y con la de uno de sus acompañantes, Mohamed Husein Merheb.

El Ejército se ha retirado de la zona para evitar posibles enfrentamientos y los simpatizantes del Movimiento Futuro han tomado las calles y cortado carreteras para protestar por estas muertes.

Este incidente ocurre apenas unos días después de que el Ejército desplegara un importante contingente en Trípoli, también en el norte de Líbano, para poner fin a los enfrentamientos armados entre grupos afines y contrarios al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad.