Los líderes musulmanes británicos piden la unión de todo el Islam contra el "veneno del extremismo"

Actualizado 06/07/2015 14:14:19 CET

LONDRES, 21 Ago. (Reuters/EP) -

El Consejo Musulmán de Reino Unido, el grupo más grande de feligreses islámicos en el país, ha hecho un llamamiento a la unidad de todo el Islam para acabar con el "veneno del extremismo" que se ha infiltrado en sus comunidades.

Los líderes musulmanes británicos han condenado el "aborrecible asesinato" del periodista estadounidense James Foley en Siria y han pedido a sus feligreses que contacten con la Policía si tienen algún dato sobre el terrorista que asesinó a Foley y que, según los expertos, es muy posible que sea inglés.

"Condenamos sin reservas la violencia psicópata del Estado Islámico contra las minorías, contra la población civil y contra otros musulmanes", ha indicado el Consejo en un comunicado.

"Estamos horrorizados por el terrible asesinato de Foley, un periodista que llegó a la región para denunciar los abusos de los Derechos Humanos cometidos por el régimen de (Bashar) al Assad (en Siria)", ha añadido.

Iqbal Sacranie, un asesor del Consejo, ha contado al periódico de Londres 'Evening Standard' que cualquiera que reconozca al verdugo debe contactar con la Policía.

LA AMENAZA AUMENTA

Reino Unido, que cuenta con un total de 2,7 millones de musulmanes entre sus 63 millones de ciudadanos, avisó, antes de que se produjera el asesinato de Foley, del incremento de ciudadanos británicos que estaban viajando a Siria e Irak para luchar junto al Estado Islámico.

El exdirectivo de la seguridad británica y excoordinador del equipo de Naciones Unidas para el seguimiento de Al Qaeda y los talibán Richard Barrett ha asegurado que espera que las autoridades consigan identificar al verdugo en poco tiempo y que su arresto sea un objetivo a largo plazo.

"Lo más importante es demostrar que existe una legalidad que indica que uno no puede hacer estas cosas aunque sea en medio del desierto sólo porque pertenezca a algo llamado Estado Islámico o califato", ha explicado.

La Policía británica ha pedido a las mujeres musulmanas que disuadan a los jóvenes de sus comunidades de unirse al Estado Islámico, una de las muchas tácticas utilizadas por los gobiernos europeos preocupados por los riesgos a la seguridad que plantean los jóvenes radicalizados por la guerra.

El director del laboratorio de ideas contra el extremismo de la fundación Quilliam, Ghaffar Husain, ha asegurado que ahora es casi inevitable que las personas que han luchado en Siria vuelvan a intentar lanzar ataques en Europa.

"Es preocupante que las personas nacidas y criadas en Reino Unido y que han ido a las mismas escuelas que nosotros puedan haber sido adoctrinadas de forma que puedan justificar la violación de mujeres y cortar cabezas", ha indicado.

"Sabemos que la mayor amenaza de todo esto es que cuando los extremistas vuelvan a sus países de origen vengan más radicalizados, convertidos en yihadistas", ha asegurado el diputado liberal y miembro del comité parlamentario de Inteligencia y Seguridad, Menzies Campbell.

"Si alguien duda sobre la brutalidad de los que se han radicalizado de esta manera, después de este incidente debe tenerlo claro", ha añadido.

Para leer más