Malabo confirma el indulto a Wenceslao Mansogo

Actualizado 06/06/2012 11:22:14 CET

Malabo confirma el indulto a Wenceslao Mansogo

le exige "rehabilitación social"

Actualizado 06/06/2012 11:22:14 CET

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha confirmado la concesión del indulto presidencial "por razones humanitarias" a varios presos, entre ellos el responsable de Derechos Humanos de la formación opositora legal Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Wenceslao Mansogo, cuya condena por supuesta negligencia médica ha sido duramente criticada por las principales organizaciones mundiales de Derechos Humanos y por Gobiernos como el español y el estadounidense.

Los indultos fueron concedidos el pasado lunes mediante decreto presidencial y en virtud del derecho de gracia de que dispone el presidente del país, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, según precisó este miércoles la página de Internet de la Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial, dependiente del Ministerio ecuatoguineano de Información.

"Los ideales de convivencia pacífica, civismo y reconciliación nacional que animaron las acciones, y legitimaron el cambio de rumbo político operado en el país el 3 de agosto de 1979", fecha del golpe de Estado que dio el poder a Obiang, "siguen vigentes en la actuación de los poderes públicos y constituyen el fundamento de la paz, orden y concordia reinantes en suelo patrio", indica el decreto.

"Los agraciados de este indulto deben saber que el pueblo de Guinea Ecuatorial les exige la rehabilitación social, para que sus comportamientos sean compatibles con la convivencia pacífica y la estabilidad política, condiciones indispensables para el desarrollo integral de la República de Guinea Ecuatorial", añade. Las actuaciones derivadas del decreto deben aplicarse de "urgencia", precisa.

La Oficina de Información recuerda que, entre los indultados por esta orden, "destacan especialmente el doctor Wenceslao Mansogo Alo, y la enfermera que trabajaba con él, Asunción Asumu Mangue".

"Ambos fueron detenidos por un delito de imprudencia punible, derivado de una negligencia profesional, tras la muerte de la paciente Isilda Mangue Engo, que falleció tras un paro cardiaco en la Clínica Espoir Litoral de Bata, propiedad del doctor Mansogo", asegura la misma fuente. "Su detención había dado lugar a diferentes protestas de organismos internacionales, pese a que su encarcelación procedía exclusivamente de la acusación particular de la familia de la finada", añade.

La noticia del indulto ya había sido adelantada el pasado lunes por la radio pública y difundida por la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE), con sede en Madrid. Otros indultados son el capitán Bienvenido Esono Engonga, que fue cesado como director de Seguridad Nacional del Gobierno y arrestado por el hallazgo de armas y dinero en su domicilio, y Florentino Manguirre Eneme, un ingeniero forestal que colaboró en tiempos con el actual vicepresidente segundo del país y primogénito del presidente, Teodoro Nguema Obiang Mangue, más conocido como 'Teodorín'.

EL CASO DE MANSOGO

El pasado 7 de mayo, el opositor Mansogo fue condenado por un tribunal de primera instancia de Bata (la capital económica del país africano) a tres años de prisión por "negligencia profesional" relacionada con la muerte de una paciente en su clínica privada.

El responsable de DDHH de la CPDS permanece en prisión en Bata desde el 9 de febrero por los cargos de "profanación del cadáver" y de "imprudencia punible" relacionados con la muerte de una paciente en su clínica privada, a pesar de que tanto la autopsia efectuada en el Hospital de Bata como un informe posterior del Ministerio de Sanidad invalidaban las posibles pruebas en su contra.

El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha asegurado en todo momento que el encarcelamiento de Wenceslao Mansogo es un asunto "completamente ajeno" al Ejecutivo y al presidente Obiang porque se trata de un caso de "negligencia médica" similar a los que "suceden en todos los países del mundo", y ha insistido en que el juicio se llevó a cabo en el marco de la "independencia garantizada del sistema judicial".

La pasada semana, las organizaciones internacionales Human Rights Watch (HRW), Physicians for Human Rights y EG Justice reiteraron su oposición al proceso judicial y a la condena a Mansogo y denunciaran conjuntamente las condiciones carcelarias que estaba sufriendo el opositor, así como la decisión de las autoridades de suspender a uno de sus abogados, Ponciano Mbomio Nvó, por haber criticado al Gobierno en los alegatos finales de la causa.

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) ha asegurado, al igual que las anteriores organizaciones, que tanto la detención como la condena de Mansogo se debieron a causas políticas y ha denunciado que durante el juicio, celebrado los días 4 y 5 de abril, "la acusación no presentó ninguna prueba que sustentara los cargos de negligencia profesional".

Asimismo, el Gobierno de Estados Unidos había expresado su "profunda preocupación" y había pedido al régimen de Teodoro Obiang Nguema que cumpliera "con sus obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos, y con su propia Constitución", y el Gobierno español había "lamentado" la condena y había expresado su confianza en que Malabo actuase dentro del "respeto de las normas jurídicas nacionales e internacionales de reconocimiento y protección de derechos civiles y políticos".