Publicado 15/02/2021 17:39CET

Malasia defiende su plan para deportar a un millar de birmanos ante las críticas de la ONU

Carros de combate tras el golpe de Estado en Rangún, Birmania
Carros de combate tras el golpe de Estado en Rangún, Birmania - Thet Htoo/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Malasia han defendido este lunes su plan para deportar a más de un millar de birmanos en buques de la Armada pocas semanas después de que se registrara un golpe de Estado en el país.

En un comunicado, el jefe de Migración, Jairul Dzaimee Daud, ha indicado que los ciudadanos birmanos detenidos serán deportados el próximo 23 de febrero y han sido acusados de no contar con los documentos pertinentes para estar en suelo malasio.

Así, se ha escudado en el programa de deportación de migrantes del país y ha insistido en que "forma parte de las medidas tomadas regularmente contra la migración ilegal y aquellos migrantes que se encuentran retenidos en los centros de detención".

En este sentido, ha afirmado que si bien su intención es deportar a 1.200 birmanos, el año pasado fueron más de 37.000 los migrantes extraditados, según informaciones del diario 'The Straits Times'.

Asimismo, ha indicado que ningún refugiado ni miembro de la minoría rohingya será deportado. En el país hay unos 100.000 refugiados rohingyas registrados, así como miembros de otras comunidades minoritarias.

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha aseverado que está recopilando información sobre este tipo de deportaciones por parte de las autoridades.

Para leer más