Malta recuerda que sigue vigente la recompensa para quien dé información sobre el crimen de Daphne Caruana

Homenaje a Daphne Caruana Galizia
REUTERS / DARRIN ZAMMIT LUPI - Archivo
Publicado 16/10/2018 17:00:30CET

LA VALETA, 16 Oct. (Reuters/EP) -

El ministro de Justicia de Malta, Owen Bonnici, ha recordado este martes, coincidiendo con el primer aniversario del crimen, que aún sigue vigente la recompensa de un millón de euros para quien aporte información relevante que pueda llevar a la captura de todos los responsables del asesinato de la periodista de investigación Daphne Caruana.

Caruana, que investigaba la corrupción en el Gobierno de Joseph Muscat, murió hace justo un año por la explosión de un coche bomba. Tres personas fueron detenidas el pasado mes de diciembre como autores materiales pero aún se busca al 'cerebro' del crimen.

Muscat ofreció entonces una recompensa de un millón de euros para quien ayudar a dar con el autor intelectual del asesinato de Caruana. "Reitero la oferta, todavía está ahí", ha recordado Bonnici en una entrevista concedida a Reuters. "Es el mayor crimen que haya tenido lugar en Malta", ha subrayado.

El caso conmocionó a la sociedad maltesa y también a la europea porque es la primera vez que un periodista es asesinado en el continente por su trabajo. Este año se han sumado también el eslovaco Jan Kuciak y la búlgara Viktoria Marinova, aunque no está claro que esta última, violada y asesinada, muriera por sus investigaciones.

Prueba de la conmoción causada por el caso de Caruana es que las autoridades tienen que limpiar casi a diario el altar improvisado que se ha levantado en honor a la periodista en un monumento nacional. Bonnici ha justificado la retirada de las ofrendas: "Malta es un Estado de Derecho (...) No puedes apropiarte de un monumento nacional".

El ministro de Justicia ha defendido los esfuerzos que el Gobierno ha hecho este año para mejorar la libertad de expresión en Malta, como acabar con el delito de libelo.

No obstante, ha rehusado criticar el hecho de que la familia de Caruana todavía se enfrenta a las demandas por difamación presentadas por los escritos de la periodista.

Los medios de comunicación malteses e internacionales, incluido Reuters, han comenzado a dar seguimiento a las pesquisas de Caruana en una iniciativa periodística bautizada Proyecto Daphne.