Marruecos denuncia un "plan de desestabilización" financiado por Argelia

Manifestantes saharauis en el Aaiún
EP/REMITIDO
Actualizado 11/11/2010 23:44:22 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Marruecos ante la Unión Europea, Menouar Alem, denunció este jueves el "plan de desestabilización" emprendido por "enemigos" del reino alauí en el Sáhara Occidental y dirigió sus críticas a Argelia, a la que acusó de alentar y financiar sucesos como los de El Aaiún.

En una carta a la Comisión Europea, Alem criticó que los "enemigos de la unidad nacional" hayan "deformado voluntariamente" los hechos ocurridos en el Sáhara Occidental para "instrumentalizarlos", según informa la agencia de noticias MAP. Este "plan de desestabilización metódica" ha sido "dirigido y financiado por Argelia", añade el texto.

El diplomático, que defiende la actuación de las fuerzas de seguridad marroquíes en el desalojo del campamento de protesta saharaui, matiza que los disturbios han sido provocados por "criminales manipulados" y alega que, pese a estos sucesos, Rabat sigue comprometido con la preservación de su "integridad territorial".

Alem sostiene que durante las dos semanas en que estuvo instalado el campamento el diálogo entre ambas partes permitió solucionar, "caso por caso", un "gran número de las reivindicaciones legítimas expresadas por los manifestantes".

Sin embargo, tras las acciones de "un grupo minoritario", "los poderes públicos no tuvieron otra opción que intervenir (...) para salvaguardar la seguridad pública y proteger a los ciudadanos", agrega.

"Los problemas (en el campamento) terminaron el mismo día de su desmantelamiento", apunta Alem, quien considera la situación actual en El Aaiún "calmada y estable". El representante marroquí manifiesta que, durante este desalojo, "las fuerzas del orden se han esforzado para proceder de la manera más ponderada posible y con el respeto escrupuloso de la ley".

Alem cifra en 65 el número de personas detenidas en los últimos días en el marco de los disturbios, al tiempo que cifra en ocho policías y un funcionario civil los fallecidos del bando marroquí. Además, calcula en 70 el número de personas heridas entre los miembros de las fuerzas de seguridad.