Mattis dice desconocer el efecto que tendrá el asesinato del jefe de la Policía de Kandahar en las elecciones afganas

James Mattis
REUTERS / MARTIN ACOSTA - Archivo
Publicado 19/10/2018 7:20:45CET

SINGAPUR, 19 Oct. (Reuters/EP) -

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, ha asegurado este jueves que aún es pronto para saber qué efecto tendrá en las elecciones previstas para este sábado en Afganistán el atentado contra el comandante de la Policía provincial, el general Abdul Razeq, y el jefe de la Dirección de Seguridad Nacional (NDS) en esta provincia del sur de Afganistán, Abdulmomin Hassankhail.

"Se trata de la pérdida de un compatriota", ha manifestado el jefe del Pentágono en relación con el ataque, que ha sido reivindicado por los talibán contra la oficina de Hassankhail tan solo dos días antes de los comicios.

"Continuamos absolutamente comprometidos con la reconciliación afgana. Tenemos que averiguar quién ha hecho esto. Ahora mismo nos dirigimos a las elecciones y continuaremos defendiendo al pueblo afgano", ha aseverado.

En este sentido, el secretario estadounidense ha afirmado que "el terrorismo puede tener un efecto a corto plazo". No obstante, ha expresado que aún es pronto para saber qué efecto tendrá realmente en las elecciones parlamentarias".

"No puedo decirlo ahora mismo. Y obviamente los insurgentes no son buenos con las papeletas. Lo son con las bombas", ha añadido.

Aunque se había incluido entre los fallecidos al gobernador de Kandahar, Zalmai Wesa, el Gobierno afgano ha aclarado que este ha resultado herido en el ataque. También está herido otro destacado oficial de la Policía.

El ataque, reivindicado por los talibán, se ha producido cuando las autoridades afganas abandonaban la oficina del gobernador rumbo a un helipuerto, después de participar en una reunión con el comandante de la operación 'Apoyo Decidido' de la OTAN, el general estadounidense Austin Scott Miller.

Fuentes consultadas por la cadena afgana TOLO News han contado que el tiroteo lo inició al menos uno de los guardaespaldas del gobernador. La Alianza ha confirmado en Twitter que se trata de un incidente afgano, es decir, sin implicación de tropas extranjeras. No obstante, la OTAN ha confirmado que hay tres estadounidenses heridos, mientras que el general Miller ha salido ileso.