May admite una charla "enérgica" con Juncker e insiste: Habrá más garantías de la UE para salvar el Brexit

Actualizado 14/12/2018 19:15:33 CET
418703.1.500.286.20181214151420
Vídeo de la noticia

BRUSELAS, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha mantenido una charla "enérgica" con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al que ha reprochado su forma de describir las dificultades del Brexit, en un tenso encuentro tras el cual la 'premier' ha asegurado que obtendrá más garantías del los líderes de la UE para salvar el acuerdo de divorcio en el Parlamento británico.

"Hay trabajo por hacer, pero está claro que podemos buscar más aclaraciones", ha asegurado May en una rueda de prensa al término de la segunda jornada del Consejo europeo que se celebra en Bruselas.

"Mis discusiones con los colegas hoy han mostrado que otras aclaraciones y discusiones, tras las conclusiones del Consejo, son, de hecho, posibles", ha añadido, en una versión que contradice lo dicho por el bloque en cuanto a que las garantías "políticas" que le han dado en esta cita cierran el proceso y no habrá más aclaraciones de naturaleza jurídica.

La primera ministra mantiene que hay un calendario claro que le obligará a someter el Tratado de Retirada al voto del Parlamento británico "antes del 21 de enero", por lo que ella y el resto de gobiernos europeos trabajarán de manera "expeditiva en los próximos días" para concluir lo que los diputados "necesitan".

En cuanto a la polémica con Juncker, la 'premier' ha reconocido una discusión "enérgica", pero le ha quitado hierro al considerar que es un tipo de conversación habitual "cuando se tiene una relación de trabajo".

May se refería así al momento en que se ha encarado con Juncker para recriminarle que en una rueda de prensa el jueves usara la palabra "nebulosa" para describir a May, algo que el jefe del Ejecutivo comunitario ha negado a la 'premier' cuando ésta se ha dirigido a él con gesto serio.

"El resultado de esto ha sido la claridad de que cuando dijo esta frase en particular se refería al nivel general del debate (en Reino Unido)", ha zanjado la mandataria británica.

Juncker, por su parte, ha recordado que sus palabras se enmarcaban en un contexto en el que calificaba el clima general del debate en Reino Unido y no a May en particular.

Tras aclarar la situación ambos se han "besado", ha asegurado Juncker. "Es una mujer de gran valentía, está haciendo su trabajo de la mejor forma posible. Estoy apoyando el modo que está tratando esta cuestión", ha añadido el presidente comunitario.

"Mi impresión es que, de hecho, hemos tratado a May con más respeto y empatía que muchos diputados británicos", ha terciado sobre la polémica el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk.

LA UE NIEGA MARGEN PARA NEGOCIAR

A pesar de la seguridad con la que May ha dicho que conseguirá más gestos de la UE en las próximas semanas, la mayoría de los líderes que se han expresado lo han hecho para negar margen de negociación y recalcar que ahora es el momento del Parlamento británico, al que el corresponde votar si ratifica o no las condiciones del divorcio.

"No he ordenado nuevas negociaciones, tenemos que excluir cualquier tipo de reapertura sobre el acuerdo de retirada. Pero por supuesto seguiremos en Bruselas y estoy siempre a disposición de la primera ministra May, es mi trabajo y un placer estar en contacto", ha resumido Tusk, tras dos días de cumbre.

"No, no, no, no, no, ¡Basta, no!", ha exclamado, a su vez, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, cuando a primera hora del viernes le han preguntado por la disposición de la UE a reabrir el acuerdo para introducir garantías jurídicas.

El primer ministro belga, Charles Michel, por su parte, ha dicho tener "enormes dudas" sobre las opciones del acuerdo de superar el voto en Westminster, por lo que ha apostado por "acelerar" los planes de contingencia de cara a la eventualidad de un Brexit caótico por el fracaso de las negociaciones.

Bruselas también ha anunciado que publicará el próximo miércoles, 19 de diciembre, los planes de contingencia para la UE y espera que los países pongan igualmente en marcha medidas para las áreas que son de su competencia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que España también está preparada y que "desde el primer minuto" en que llegó a Moncloa, su equipo trabaja en esta tarea.