May intenta aplacar a su partido para impedir un Brexit "por las malas"

UK Prime Minister attends church service in England
Steve Parsons/PA Wire/dpa
Publicado 31/03/2019 14:26:23CET

Más de la mitad de la bancada conservadora propone a la primera ministra que rompa el acuerdo con Bruselas y se marche directamente de la UE

LONDRES, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, está intentando aplacar este fin de semana a más de la mitad de los diputados de su Partido Conservador, que han solicitado abandonar la Unión Europea a las bravas, ignorando así las condiciones del acuerdo pactado entre la mandataria y las autoridades de Bruselas, y que ha sido derrotado hasta tres veces en el Parlamento británico

Según el diario 'The Sun', 170 de sus 314 diputados han firmado esta carta, que llega en uno de los momentos más caóticos del proceso de salida, ahora aplazado hasta el próximo 12 de abril y a expensas de una nueva votación parlamentaria, que tendrá lugar a las 21.00 del próximo lunes, sobre hasta nueve alternativas, entre las cuales se encuentran un segundo referéndum sobre la salida de la UE y el mencionado "Brexit por las malas" planteado por los diputados.

El 'Times' por su parte, informa de que el jefe de Prensa de May, Robbie Gibb, y su asesor político Stephen Parkinson han recomendado a la primera ministra que convoque nuevas elecciones frente a la oposición de su punta de lanza en el Parlamento, Julian Smith, y el jefe adjunto del partido, James Cleverly.

Cleverly ha reconocido, no obstante, que resulta "inevitable" pensar en unos nuevos comicios "como una posibilidad". Con todo, ha puntualizado que el partido "no se está preparando específicamente para ello". "No creo que una elección solucione nada. El tiempo es esencial, tenemos que cumplir con el Brexit. No queremos agregar más demoras innecesarias", ha indicado.

Dependiendo de la votación del lunes, May podría convocar para el día siguiente una nueva votación de su acuerdo al día siguiente, en medio del hastío generalizado por la incertidumbre constante sobre el final del proceso. Otra opción consistiría en un Brexit suave, por el que Reino Unido aceptaría seguir formando parte de la unión aduanera bajo las condiciones de Bruselas.

En palabras del ministro de Justicia, David Gauke, "si el Parlamento vota a favor de esta opción, no sería recomendable que ignoráramos su postura", según ha explicado este domingo a la cadena británica BBC. "Con todo, ahora mismo me parece que no hay tomada ninguna decisión al respecto", ha añadido.

Por su parte, el Partido Laborista cada vez se plantea con más firmeza la presentación de una nueva moción de censura contra la primera ministra -- que ya superó una a principios de año --. "No sabemos si va a seguir siendo primera ministra, si va a ser otro, ni quién va a ser en ese caso. Esto es un desastre", ha lamentado la portavoz laborista de Exteriores, Emily Thornberry.

Contador