Menos de uno de cada cuatro parlamentarios en el mundo son mujeres

Actualizado 08/03/2019 9:07:53 CET
2019 State of the Union Address
CONTACTO

En las Américas, más del 30% de los parlamentarios son mujeres mientras que en Oriente Próximo y el Norte de África suponen el 18,1%

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La huelga feminista en directo

¿En qué consiste la huelga feminista del 8 de marzo?

Horario y recorrido de las manifestaciones 

La política sigue siendo un terreno vetado para las mujeres en muchos países del mundo y los parlamentos son un buen ejemplo de ello. Pese a los avances realizados en los últimos años y la instauración de cuotas en muchos países, estas aún suponen menos del 25 por ciento de parlamentarios que hay a nivel mundial, según los últimos datos de la Unión Interparlamentaria (IPU).

El año 2018 terminó con un 24,3 por ciento de parlamentarias, lo que supone un aumento de casi un punto con respecto al 23,4 por ciento que había a finales de 2017 y "confirma el aumento continuado" en el número de mujeres en parlamentos, "a un ritmo ligeramente más rápido en comparación con años anteriores", resalta la IPU.

Sin embargo, el progreso está siendo lento. En 1995, había en el mundo un 11,3 por ciento de parlamentarias, cifra que en 2008 ascendía al 18,3 por ciento y que, con los datos actuales, supone que el número de diputadas y senadoras es a día de hoy el doble del que había hace casi 25 años.

Los últimos datos publicados por la IPU tienen en cuenta las elecciones parlamentarias celebradas en 50 países en 2018 y ponen de relieve que en aquellos donde hay cuotas de género, el incremento de integrantes mujeres en los casos de parlamentos unicamerales o de cámaras bajas fue de 7 puntos y en el caso de cámaras altas de 17.

Las cuotas reservadas a las mujeres se han extendido ya a todos los continentes y actualmente están en vigor en más de 130 países, según este organismo, si bien el hecho de que en algunos países no haya mecanismos de sanción hace que no sean tan efectivas.

LATINOAMÉRICA A LA CABEZA

En el caso de Latinoamérica, donde en los años 1990 se adoptaron muchas políticas que fijaban una cuota del 30 por ciento, se está avanzando hacia la paridad en las listas. Como resultado, las Américas siguen siendo la región en la que más mujeres parlamentarias hay, con un 30,6 por ciento de media, lo que le convierte además en la primera en superar el umbral del 30 por ciento.

En Costa Rica, que celebró elecciones el año pasado, el número de parlamentarias se incrementó en 12,3 puntos, mientras que en México el incremento fue de 5,8 puntos en la cámara baja, y de 16,4 en la cámara alta, lo que sitúa a ambos países cerca de la paridad.

Las elecciones del pasado noviembre en Estados Unidos también fueron históricas en términos de mujeres congresistas, hasta llegar al 23,5 por ciento en la Cámara de Representantes y el 25 por ciento en el Senado. De ellas, el 37 por ciento eran mujeres de color, incluidas las dos primeras musulmanas y las dos primeras nativas americanas. Además, también fueron elegidas las dos congresistas más jóvenes, con 29 años.

En segunda posición se sitúa Europa, donde las mujeres ocupan el 28,5 por ciento de los escaños. En 2018 Letonia protagonizó el aumento más señalado, pasando del 19 al 31 por ciento de parlamentarias pese a la disminución en el número de mujeres candidatas en gran medida porque estas ocupaban los primeros puestos de las listas.

En Italia, que celebró elecciones el pasado marzo, se pasó de un 28,4 por ciento de parlamentarias a un 35,7 por ciento, una mejora vinculada con la nueva ley electoral aprobada en 2017 que estipula una cuota del 50 por ciento y la alternancia en las listas de partidos en la parte proporcional de la representación y del 40 por ciento en la mayoritaria, dentro del sistema electoral mixto.

Actualmente, en España hay 161 mujeres en el Congreso de los Diputados, que cuenta con 350 escaños, mientras que en el Senado, donde hay 266 escaños, ha llegado a haber durante la última legislatura hasta 116 mujeres.

En Asia, después de que las mujeres se hicieran con el 22,7 por ciento de los escaños en juego en 2018, el porcentaje en el continente se sitúa en el 19,6 por ciento. El año pasado, el incremento mayor en el número de diputadas fue en Bhután, donde siete de cada diez candidatas fueron elegidas y hubo 8,5 puntos más de mujeres elegidas.

En lo que respecta al África Subsahariana, según la IPU hubo "progresos relativamente modestos" y la media regional se sitúa en el 23,7 por ciento. Yibuti registró el mayor incremento, alcanzando el 26,4 por ciento de mujeres frente al 10,8 por ciento anterior.

RUANDA, EL PAÍS CON MÁS PARLAMENTARIAS

No obstante, el premio en cuanto a la incorporación de las mujeres a su Parlamento se lo lleva un año más Ruanda. El país de los Grandes Lagos celebró elecciones en 2018 y, aunque registró un ligero retroceso, sigue siendo el que más mujeres tiene ocupando escaños, con un 61,3 por ciento. Ruanda mantiene así un liderazgo que asumió de forma ininterrumpida en 2003.

Por último, los progresos fueron limitados en Oriente Próximo y el Norte de África, donde la media se sitúa en el 18,1 por ciento. No obstante, ha resaltado la IPU, Bahréin hizo historia al elegir a su primera mujer presidenta del Parlamento, la tercera en la región, y por la subida en 7,5 puntos en el número de mujeres electas.

"Más mujeres en el parlamento significan democracias más representativas, más fuertes y mejores que trabajan para todas las personas", sostiene la presidenta de IPU, la diputada mexicana Gabriela Cuevas Barrón.

"El aumento del uno por ciento que vimos en 2018 representa una pequeña mejora en la representación parlamentaria de las mujeres", reconoce, subrayando que "esto significa que aún tenemos un largo camino por delante para la paridad de género mundial".

Por ello, sostiene Cuevas, "instamos a una mayor voluntad política a la hora de adoptar cuotas bien diseñadas y sistemas electorales que eliminen cualquier barrera legal que pueda estar limitando las oportunidades de que las mujeres entren en el parlamento".

Para leer más