Merkel apela a la solidaridad europea como elemento "irrenunciable" para el éxito de la UE

La canciller alemana, Angela Merkel
REUTERS / HANNIBAL HANSCHKE
Publicado 13/11/2018 18:15:55CET

BRUSELAS, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha apelado este martes en el Parlamento Europeo a la solidaridad "europea" como un elemento "irrenunciable" para un futuro exitoso de la Unión Europea, así como a la unidad entre los socios comunitarios en un escenario internacional en el que cada vez es "menos prometedor" actuar en solitario.

"Esto es lo que constituye Europa. La solidaridad como valor universal fundamental. Solidaridad como responsabilidad común y solidaridad definida como un interés propio bien entendido, en sentido positivo", ha expresado en la sede de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia), en la que se han escuchado numerosos aplausos pero también algunos abucheos.

Merkel --que dejará 2021 y, por tanto, es posible que haya acudido por última vez al Parlamento Europeo como canciller-- ha recordado que intervino por primera vez ante los eurodiputados hace once años y que desde entonces la UE "ha visto cómo ha cambiado el mundo".

"Estamos ante enormes retos sociales, económicos y técnicos cada vez con más intensidad. Hemos vivido una intensa crisis de deuda, el terrorismo ha golpeado a Europa, hay conflictos y guerras a pocas horas de vuelo, hay movimientos globales de migración y refugiados, el cambio digital nos está dejando sin aliento y también nos sentimos directamente afectados por el cambio climático", ha resumido, para después denunciar, en referencia a Estados Unidos, que "viejos aliados ahora ponen en tela de juicio alianzas que han probado su validez".

En este contexto, ha reivindicado la solidaridad europeo como un valor sin el que el proyecto europeo no puede "actuar exitosamente" y que compone su fuerza porque "ayudarse mutuamente es una condición 'sine qua non' para toda comunidad que quiera funcionar". "Es una parte fundamental de los tratados europeos, forma parte del canon de nuestros valores, está en el ADN europeo", ha subrayado.

En su opinión, la solidaridad europea también implica "actuar en defensa del propio interés" en "el mejor sentido". "Defender los intereses de todos y los principios no constituye una dicotomía, no son términos antitéticos", ha subrayado.

Así, ha defendido que la ayuda al desarrollo económico de terceros países, la lucha conjunta contra el paro juvenil o la asistencia entre socios europeos tras desastres naturales o actos terroristas son ejemplos que demuestran que la UE y los ciudadanos que la componen "no pueden estar aislados y actuar en solitario", así como que "las decisiones individuales a nivel nacional siempre repercuten en toda la UE".

"Todos sentimos que es cada vez más difícil predecir las futuras evoluciones. Cada vez es menos prometedor actuar en solitario en el escenario internacional. Significa que cada vez es más importante que los europeos nos mantengamos unidos", ha enfatizado.

ALEMANIA TARDÓ EN ENTENDER LA CRISIS DE REFUGIADOS

La canciller ha aprovechado su comparecencia ante la Eurocámara para hacer autocrítica por la gestión que hizo de la crisis migratoria de 2015. A su juicio, el gobierno alemán tardó "demasiado" en entender que es un asunto que "también afectada a todos los demás". "Tardamos demasiado en entender que es una tarea europea de todos", ha afirmado ante los eurodiputados.

Merkel ha lamentado que la UE "no esté tan unida" como ella quisiera sobre el asunto migratorio, que ha tildado de "fundamental" porque determina la relación del bloque comunitario con sus vecinos. "Hemos avanzado", ha expuesto, en cualquier caso, poniendo el ejemplo de que todas las capitales están a favor de reforzar las competencias de la Guardia Europea de Fronteras y Costas (antigua Frontex).

"Es importante que se haga, que se desarrollo Frontex. Si cada uno se aferra a su competencia nacional y nadie quiere ceder competencias a los guardias de este cuerpo no tendrá futuro. Tenemos que renunciar hasta cierto punto a competencias nacionales y luego reflexionar sobre cómo organizamos la cooperación con África", ha reivindicado.

En caso contrario, es decir, si "cada uno toma sus propias decisiones", la canciller ha advertido de que "no será de extrañar que se canalice toda la migración hacia un país determinado", por lo que también ha pedido que se armonice la legislación europea sobre el derecho al asilo.

Tras Merkel, ha tomado la palabra el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien ha, sin embargo, defendido que Merkel acertó cuando decidió no cerrar las fronteras de Alemania a los flujos migratorios. "La historia probará que tienes razón. No todos en esta casa han pensado siempre lo mismo. Pero tenías razón cuando no cerraste las fronteras", ha manifestado.