Publicado 03/10/2019 17:08CET

Merkel denuncia que casi 30 años después los alemanes del este se sienten como "ciudadanos de segunda clase"

La canciller alemana, Angela Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel - REUTERS / MORRIS MACMATZEN

KIEL (ALEMANIA), 3 Oct. (DPA/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha mostrado consciente este jueves de que, aunque se ha conseguido la unidad nacional, los alemanes de la extinta República Democrática de Alemania (RDA) aún se sienten como "ciudadanos de segunda clase", coincidiendo con el 29 aniversario de la reunificación del país.

"La unidad nacional de Alemania se ha completado, pero la unidad entre los alemanes no se logró el 3 de octubre de 1990 y aún no se ha logrado", ha dicho Merkel desde la ciudad de Kiel.

Así, aunque los alemanes "están más contentos con sus vidas que en cualquier otro momento después de la reunificación", "la mayoría de los alemanes del este en la República Federal se sienten como ciudadanos de segunda clase", ha afirmado.

Sin embargo, la jefa de Gobierno ha advertido en contra de señalar a las autoridades y, en concreto, a "las llamadas élites" como "la causa de las dificultades y las adversidades" porque, "si este tipo de pensamiento prevalece, solo conducirá a la miseria.

Merkel ha defendido que la verdadera unidad entre los alemanes es un proceso en marcha que atañe tanto a las autoridades como a cada individuo. "Nunca una acción política concreta, aunque el desafecto con ella sea justificado, debe ser aceptada como justificación para excluir, amenazar o atacar a otros por el color de su piel, la religión, el género o la orientación sexual", ha sostenido.

La canciller ha participado junto al presidente, Frank-Walter Steinmeier, y el jefe del Bundestag (Parlamento), Wolfgang Schaeuble, en los actos conmemorativos del 29 aniversario de la reunificación alemana, que se celebran en el estado que en ese momento ostenta la titularidad del Bundesrat --la cámara de representación territorial--, que actualmente recae en Schleswig-Holstein, cuya capital es Kiel.

Merkel y Steinmeier han participado en una ceremonia ecuménica en la iglesia de San Nicolás y han firmado en el Libro de Oro de Kiel, tras lo cual han comenzado los discursos.

El 9 de noviembre, el país celebrará el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, lo que dio impulso a un proceso que finalmente condujo a la reunificación el 3 de octubre de 1990.

Para leer más