Merkel recalca que "hay trabajo por hacer" en Alemania ante el aumento de los ataques antisemitas

UE.- Merkel se descarta para cualquier puesto en la UE tras dejar su cargo
Axel Heimken/dpa
Publicado 28/05/2019 23:10:34CET

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha recalcado este martes que "hay trabajo por hacer" en el país para hacer frente al aumento del antisemitismo y ha dicho que se ha de combatir a "los fantasmas del pasado".

"En Alemania, obviamente, siempre hay que verlo en un cierto contexto, el contexto de nuestro pasado, lo que significa que tenemos que ser mucho más cuidadosos que otros", ha señalado, en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN.

"Tenemos que decir a nuestros jóvenes lo que la historia ha traído sobre nosotros y otros", ha manifestado, antes de resaltar que "no hay un sólo día en el que una sinagoga, guardería o escuela para niños judíos necesite protección de la Policía alemana".

Las palabras de Merkel han llegado días después de que el comisario del Gobierno alemán contra el antisemitismo, Felix Klein, pidió el sábado a los judíos del país que se abstengan de cubrir sus cabezas con la tradicional kipá en espacios públicos porque podrían ser objetivos de ataques.

Así, dijo que nueve de cada diez ataques antisemitas en Alemania son perpetrados por individuos de extrema derecha, "muchos más que los que puedan perpetrar los musulmanes intoxicados por canales de televisión árabes que retransmiten una imagen terrible de Israel y los judíos".

En respuesta, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, se mostró "profundamente impactado" por la recomendación y subrayó que "la responsabilidad en torno al bienestar, libertad y derecho a la creencia religiosa de todos los miembros de la comunidad judía de Alemania está en manos del Gobierno alemán y sus agencias de seguridad".

"Reconocemos y apreciamos la posición moral del Gobierno de Alemania y su compromiso con la comunidad judía que vive allí, pero los temores en torno a la seguridad de los alemanes judíos son una capitulación ante el antisemitismo y aceptar que, de nuevo, los judíos no están seguros en territorio alemán", agregó.

"Nunca nos rendiremos, nunca bajaremos la mirada y nunca reaccionaremos al antisemitismo con derrotismo, y esperamos y pedimos a nuestros aliados que actúen de la misma manera", remachó Rivlin.

El número de delitos de esta índole creció un 10 por ciento en Alemania entre 2017 y 2018 -- de 1.504 a 1.646 --, y los casos más extremos, con agresión de por medio, se dispararon de 37 a 62 en ese mismo periodo.

Contador

Para leer más