Publicado 28/03/2015 07:30CET

Miles de personas despiden al 'padre fundador' de Singapur

SINGAPUR, 28 Mar. (Reuters/EP) -

Miles de personas se han concentrado este sábado en Singapur para rendir homenaje al considerado como 'padre fundador' del país, el exprimer ministro Lee Kuan Yew, en una ola de simpatía sin precedentes en el país que ha llevado a las autoridades a suspender temporalmente las colas para controlar a las multitudes.

El tiempo de espera para entrar al Parlamento de Singapur, donde permanece el cuerpo de Lee para que pueda acudir la población, es de unas seis horas, una situación inaudita en un país donde los encuentros públicos están bastante controlados.

"En toda nuestra vida es probablemente la única persona que se ha ganado este tipo de respeto de todo el mundo, así que creo que es algo que debemos hacer", ha afirmado el singapurense Ho Shaw Min mientras espera pacientemente su turno.

Lee, el que fuera primer ministro de Singapur, murió el lunes a los 91 años de edad y ha sido reconocido por transformar el territorio de una colonia británica a uno de los países más ricos del mundo, con un papel del Estado importante donde no cabe la disidencia.

Lee fue el primer ministro de Singapur tras la independencia del país, en 1965. Nacido en 1923, fundó el Partido de Acción Popular en 1954 y se convirtió en primer ministro en 1959. Lideró la unión con la federación de Malasia en 1963 y la independencia del país, en 1965.

Lee abandonó en 2011 su cargo de "mentor" del Consejo de Ministros del país para dar paso a "las nuevas generaciones". El puesto fue ocupado por su hijo, quien continúa al frente del país.

FUNERAL DE ESTADO

Se espera que la normalmente bulliciosa actividad económica de Singapur, conocida por sus tiendas y puestos de comida, se reduzca de forma significativa el domingo. Numerosos comerciantes y tiendas han anunciado que cerrarán el día del funeral de Estado.

Está previsto que a la liturgia acudan varios líderes, entre los que se encuentran el primer ministro japonés, Shinzo Abe, el primer ministro indio, Narendra Modi, el australiano, Tony Abbot, el de Nueva Zelanda, John Key, el presidente indonesio, Joko Widodo, y la surcoreana, Parl Geun-hye.

Desde el miércoles que se abrió la capilla ardiente del Parlamento, se calcula que han acudido unas 300.000 personas, lo que supone un 5 por ciento de la población del país. Además, medio millón de personas han escrito mensajes y dejado flores.

Para leer más