Irán define como un "acto amenazante" la interceptación del petrolero iraní en Gibraltar

Actualizado 08/07/2019 9:13:50 CET
El petrolero iraní Grace 1 apresado por Gibraltar
REUTERS / STRINGER .

Asegura que el acto equivale a un "robo marítimo" y avisa de que no tolerará este tipo de acciones

GINEBRA, 8 (Reuters/EP)

El ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, ha tildado este lunes de "acto amenazante" la interceptación llevada a cabo el jueves de uno de sus petroleros por parte de las autoridades de Gibraltar y ha aseverado que se trata de una acción "incorrecta" que no será tolerada.

Hatami, que ha condenado el abordaje del superpetrolero 'Grace 1' por parte de un descatamento de Marines de las Fuerzas Armadas británicas, ha comparado la intervención con un acto de piratería y ha asegurado que Teherán tomará medidas.

"Estos días hemos sido testigos de un acto amenazante del Gobierno de Inglaterra en el estrecho de Gibraltar contra un petrolero de la República Islámica de Irán", ha afirmado Hatami. "Esto es una acción incorrecta y equivocada, una acción similar a un robo marítimo. Ciertamente este tipo de robos no serán tolerados", ha explicado.

El viceministro de Asuntos Exteriores iraní, Abbas Araqchi, aseguró el domingo que el buque incautado no se dirigía a Siria, aunque no especificó cuál era su destino final. Hatami ha subrayado que el derribo de un dron estadounidense en junio envió un claro mensaje en el sentido de que la República Islámica defenderá sus fronteras. Washington mantiene que la aeronave fue abatida en aguas internacionales.

Por su parte, el jefe del Ejército de Irán, el general Abdolrahim Musavi, ha asegurado este mismo lunes que Teherán no busca entrar en guerra con otros países, según informa la agencia de noticias iraní Mehr.

Las fuerzas de seguridad de Gibraltar abordaron y detuvieron el petrolero ante la sospecha de que trasladaba una carga de crudo con destino a un puerto de Siria incumpliendo las sanciones impuestas por la Unión Europea, tal y como informó tras el suceso el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo.

Picardo señaló así que la acción de las fuerzas de seguridad derivaba de la información que había recibido el Gobierno gibraltareño y que apuntaba a que el buque 'Grace 1' "estaba actuando en incumplimiento de las sanciones de la Unión Europea contra Siria".

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi, describió lo ocurrido como un acto "ilegal" e informó de que el Gobierno iraní había convocado al embajador británico en el país para abordar el asunto.

El fiscal general de Gibraltar consiguió el viernes una orden del Tribunal Supremo de este territorio para ampliar el periodo de detención durante catorce días del buque iraní apresado, lo que ha provocado un aumento de la tensión.

Según ha explicado el Gobierno gibraltareño en un comunicado, la legislación permitía detener el barco durante 72 horas, siendo necesaria la autorización del Tribunal Supremo para prolongar dicho periodo a petición del fiscal general.

Por otra parte, los tripulantes del petrolero apresado están siendo interrogados en calidad de testigos, no de sospechosos, para tratar de determinar la naturaleza de la carga del buque y su destino final, según ha contado un portavoz gibraltareño.

Contador

Para leer más