Actualizado 17/01/2013 23:37 CET

Monti se opone a que los homosexuales puedan casarse y adoptar

ROMA, 17 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha revelado este jueves que se opone a que personas del mismo sexo puedan casarse o adoptar niños, una declaración que ha llegado a menos de un mes de las elecciones parlamentarias en un país profundamente católico.

"Mi pensamiento es que la familia tiene que estar constituida por hombre y una mujer y creo necesario que los niños crezcan con una madre y un padre", ha declarado Monti en una entrevista televisiva difundida a última hora del miércoles. "El Parlamento puede encontrar otras soluciones para otro tipo de uniones y cohabitaciones", ha añadido.

Es la primera ocasión en la que Monti lleva a su campaña política un tema de carácter social.

Los matrimonios entre homosexuales y su derecho a la adopción han vuelto a la actualidad política por la decisión del Tribunal Supremo de rechazar una demanda de un padre que había solicitado que impidiera que su hijo continuara viviendo con su madre y la pareja de ella.