Los monumentos contra la tortura son "una vacuna para cualquier tentación antidemocrática"

Actualizado 25/06/2008 0:18:17 CET
Actualizado 25/06/2008 0:18:17 CET

Los monumentos contra la tortura son "una vacuna para cualquier tentación antidemocrática"

Joan Saura en Santiago de Chile

Foto de la Noticia
Foto:  Ampliar




   SANTIAGO, 25 Jun. (EUROPA PRESS/Claudia Riquelme) -  

   El consejero de Interior, Relaciones Institucionales y Participación de la Generalidad, Joan Saura (ICV-EUiA), dijo ayer que los monumentos que recuerdan a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos, como la tortura, son "una vacuna para cualquier tentación antidemocrática".

   En el marco de la visita que inició ayer a Santiago de Chile, Saura concurrió al parque de La Paz Villa Grimaldi, situado en la zona precordillerana de la capital de este país sudamericano, lugar que fue utilizado como centro de detención y tortura por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que hoy recuerda a las víctimas del régimen de facto.

   Villa Grimaldi, que estaba a cargo de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), órgano represivo de los militares, recibió a cerca de 4.500 prisioneros, hombres y mujeres, 450 de los cuales no sobrevivieron y, además, se encuentran hasta hoy en calidad de detenidos desaparecidos. En este lugar, donde se aplicaron las más crudas técnicas de torturas contra los partidarios del derrocado gobierno del socialista Salvador Allende, también permaneció arrestada la actual presidenta chilena, Michelle Bachelet, junto a su madre, Ángela Jeria.

   Tras firmar un convenio de colaboración entre el Memorial Democrático de Cataluña con la fundación que está a cargo de Villa Grimaldi, Saura dijo que ambas instancias son parte de la tarea de recuperación de la memoria histórica de España y Chile y que, además, aunque en el pasado representaron "un referente de horror, de represión, hoy son un referente de futuro".

   Visiblemente emocionado con el recorrido por el hoy llamado Parque de La Paz, especialmente al conocer las réplicas de las celdas en las que eran mantenidos los prisioneros, los objetos personales de algunos de ellos, los relatos de sus historias personales y, especialmente, al ver los restos de los rieles ferroviarios con los que los cadáveres de los prisioneros eran lanzados al mar, Saura hizo un llamamiento "a no aceptar del olvido", pues, según explicó, "en estos casos, el olvido no sirve para nada".

   El convenio de colaboración entre los memoriales catalán y chileno contempla el permanente intercambio de información sobre proyectos y actividades, especialmente en aquellas referidas a la constitución de archivos de memoria oral; la facilitación de la asistencia de especialistas en calidad de observadores; la realización de conferencias y seminarios y la promoción del intercambio sobre experiencias comunes, como el exilio.

   INTENSA AGENDA

   Joan Saura desarrollará en Chile una intensa agenda, que este martes incluye un encuentro con la diputada socialista Isabel Allende, hija del derrocado mandatario, y encuentros con la Fundación Salvador Allende y los directivos del futuro Museo de la Memoria que recordará a las víctimas chilenas de la dictadura.

   Asimismo, mañana miércoles viajará Valparaíso, a 120 kilómetros de Santiago, para homenajear a los 2.000 exiliados españoles que llegaron a este país sudamericano en 1939, a bordo del 'Winnipeg', a quienes también recordará con una ofrenda floral el jueves, en el Cementerio General de Santiago.

   El consejero de Interior de la Generalidad también asistirá, el jueves por la noche, a una actividad encabezada por la presidenta Bachelet, en el Centro Cultural del Palacio de La Moneda, en el que se conmemorarán los 100 años del nacimiento de Salvador Allende.