Actualizado 23/10/2015 19:41 CET

MSF alerta de que mil refugiados esperan a ser registrados en Lesbos en situación inhumana

Un hombre toma las huellas a una refugiada afgana en el centro de Moria
ALKIS KONSTANTINIDIS / REUTER

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de mil personas esperan a las afueras del centro de recepción de Moria, en la isla griega de Lesbos --el lugar al que más refugiados han llegado a Grecia en 2015--, sin refugio apropiado, agua, comida ni alimentación sanitaria, según ha advertido este viernes Médicos Sin Fronteras (MSF).

"Hemos visto mujeres embarazadas y niños haciendo cola en el barro durante varios días, mojándose bajo la lluvia sin ninguna protección, algunos vistiendo solo una camiseta. La gente no puede soportar más porque sus pies están hinchados de estar húmedos durante días", ha advertido el coordinador del proyecto de la isla de Lesbos de MSF, Yves Wailly, en un comunicado.

El coordinador también ha criticado que la Policía no permite que los refugiados abandonen la cola para recibir atención médica y que su equipo tiene que cuidar a los enfermos y heridos en las colas para poder redirigirlos a las consultas. "Además, el proceso de registro continúa cambiando, no se comparte información con las personas ni con los actores humanitarios. Esto es completamente inhumano", ha lamentado.

En las últimas 24 horas, los equipos de MSF han tratado a 53 personas en el campamento de Moria, el cual fue inaugurado la semana pasada por representantes de la Comisión Europea. Siete de estas presentan síntomas de hipotermia tras haber estado en la cola durante al menos tres días, bajo la lluvia, sin comida, refugio ni ropa de abrigo.

La ONG ha advertido que las autoridades griegas no están cumpliendo las normas de la UE, ya que se han centrado únicamente en el aspecto administrativo de los registros, pero no han creado los suficientes refugios y detuvieron toda la distribución de alimentos hace tres semanas.

SIN CAPACIDAD

Si en este centro de recepción modelo, que no muestra ninguna preocupación por la salud o la dignidad de las personas vulnerables, que los líderes europeos consideran el primer paso, debemos preocuparnos extremadamente por el resto del viaje", ha criticado la asesora humanitaria de MSF, Aurelie Ponthieu.

Los campamentos de Moria y Kara Tepe no tienen capacidad suficiente para acoger a todas los solicitantes de asilo que han llegado los últimos días a Lesbos, según MSF. Las agencias de cooperación ha pedido durante meses que se cree un tercer campamento, pero el Gobierno heleno no ha sido capaz de materializar la petición, lo que está "poniendo claramente vidas en riesgo".

MSF ha anunciado que el Ejecutivo griego reabrirá contenedores vivienda con una capacidad de 600 personas en Moria, cuyo cierre por parte de las autoridades había provocado que más gente se viese obligada a dormir al aire libre, en el suelo. La ONU ha instado a que la medida se lleve a cabo cuanto antes.

"Durante meses, hemos denunciado la falta de respuesta y de política de las autoridades griegas para enfrentar las necesidades de miles de migrantes y refugiados que arriesgan sus vida cada día para llegar a las islas griegas", ha denunciado Ponthieu, además de pedir al Gobierno que cumpla con sus responsabilidades.

Para leer más