Muere en Afganistán uno de los supuestos 'cerebros' del ataque contra el consulado de China en Karachi (Pakistán)

Policías toman posiciones en el exterior del Consulado de China, en Pakistán
REUTERS / AKHTAR SOOMRO - Archivo
Publicado 26/12/2018 18:39:47CET

QUETTA (PAKISTÁN), 26 Dic. (Reuters/EP) -

Uno de los supuestos 'cerebros' del ataque perpetrado en noviembre por un grupo separatista baloche contra el consulado chino en la ciudad paquistaní de Karachi murió el lunes en Afganistán junto a otras cinco personas, según ha confirmado este miércoles el Ejército de Liberación de Balochistán (BLA).

El BLA, que se opone a proyectos vinculados con la iniciativa de infraestructuras respaldada por China en el país, ha confirmado en un comunicado la muerte de Aslam Baloch, uno de sus líderes.

"El importante comandante del BLA Aslam Baloch, junto a cinco miembros de la organización, cayeron mártires en un ataque del enemigo el lunes", ha dicho Yiand Baloch, uno de los portavoces del grupo.

Los medios afganos han recogido este miércoles un atentado perpetrado el lunes en la provincia de Kandahar (sur) en el que murieron seis personas. Por el momento, no está claro si se trata del mismo incidente.

El ataque contra el consulado chino, perpetrado por tres milicianos del BLA, se saldó con la muerte de dos agentes de Policía que lograron evitar que los asaltantes accedieran al interior de la legación diplomática.

Tras el mismo, los ministerios de Exteriores de ambos países aseguraron que todo el personal del consulado chino estaba sano y salvo.

El ataque fue el atentado más grave perpetrado en suelo paquistaní contra China, país vecino y estrecho aliado que está aportando miles de millones de dólares a Pakistán en el marco de su proyecto de la Ruta y el Cinturón de la Seda.

Este grupo insurgente está asentado en Baluchistán, una provincia en la que China financiado un proyecto portuario en la localidad de Gwadar y donde también aporta fondos para el llamado Corredor Económico Pakistán-China.

Baluchistán, que hace frontera con Afganistán y con Irán, es una región rica en mineras y en reservas de gas natural y es la provincia más pobre de Pakistán.

Los separatistas baluches han estado durante décadas haciendo campaña contra el Gobierno central y contra lo que consideran como una injusta explotación de los recursos de la región, en concreto el gas natural y los minerales.

En los últimos años, China se ha convertido en uno de los principales inversores en Pakistán y ha destinado unos 60.000 millones de dólares en proyectos en el marco de la iniciativa de la Ruta de la Seda.

Contador