Muere Mike Harari, protagonista de algunas de las operaciones más polémicas del Mossad

Acto en recuerdo de los deportistas israelíes asesinados por Septiembre Negro
MICHAEL DALDER / REUTERS
Actualizado: sábado, 4 julio 2015 10:59

JERUSALÉN, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El agente del Mossad Mike Harari, implicado en alguna de las operaciones más sonadas del Mossad, el servicio secreto israelí, ha fallecido este domingo a los 87 años de edad, según ha informado el diario israelí 'Yedioth Aharonoth'.

Harari participó en la Operación Ira de Dios, en la que fueron asesinados los palestinos responsables de la masacre de once deportistas israelíes durante los Juegos Olímpicos de 1972 o en la Operación Rayo, en la que fueron rescatados rehenes israelíes retenidos por terroristas palestinos en un aeropuerto ugandés.

Fue inmortalizado en la gran pantalla en la película Múnich de Steven Spielberg, en la que fue interpretado por el actor israelí Moshe Ivgy.

Harari nació en Tel Aviv en 1927 e ingresó con trece años en las organizaciones paramilitares hebreas nacidas antes de la creación del Estado de Israel. Después se unió a la Palmach, unidad de élite de la milicia Haganah, y pasó varios periodos en las cárceles de las autoridades del protectorado británico.

Tras la creación del Estado de Israel se unió al Shin Bet y pasó al Mossad en 1954, donde trabajó principalmente en Europa y África. En 1970 era ya el director de operaciones especiales, responsable de los asesinatos selectivos.

En esta época, Harari en persona encabezó el equipo que viajó a Noruega para matar a Alí Hasán Salamé, cerebro del ataque del grupo Septiembre Negro contra los deportistas israelíes en Múnich, pero asesinaron al individuo equivocado. Salamé murió en 1979 en un atentado con bomba perpetrado en Beirut por otro equipo dirigido por Harari.

Después Harari dirigió la oficina para Sudamérica del Mossad, donde mantuvo polémicas relaciones con el dictador panameño Manuel Noriega, a quien asesoró hasta que Estados Unidos intervino militarmente para forzar su salida del poder, en 1989.

"Nunca fuimos asesinos. Hicimos lo que teníamos que hacer para defender al Estado de Israel", explicaba Harari en una reciente entrevista con el 'Yedioth'.