6 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 15:33:23 +02:00CET

Mueren dos soldados de RDC en un nuevo ataque achacado a CODECO en la provincia de Ituri

Militares congoleños
Militares congoleños - GETTY IMAGES / URIEL SINAI - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres militares congoleños murieron el martes en un nuevo ataque ejecutado por parte de presuntos miembros del grupo armado Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) en la provincia de Ituri, situada en el noreste de República Democrática del Congo (RDC), según ha confirmado este miércoles el Ejército.

Fuentes citadas por la emisora congoleña Radio Okapi han indicado que el ataque fue ejecutado en la aldea de Jiba, situada en el territorio de Djugu, uno de los más afectados por el incremento de las operaciones de CODECO durante los últimos meses.

Así, han indicado que los asaltantes abrieron fuego contra un puesto militar, desencadenando un tiroteo que se saldó con la muerte de tres soldados y seis milicianos, lo que ha sido confirmado por el portavoz del Ejército en Ituri, Jules Ngongo.

Ngongo ha recalcado que Jiba y sus alrededores están bajo control de las Fuerzas Armadas y ha agregado que las fuerzas gubernamentales han detenido a varios sospechosos en la zona tras una patrulla después de los combates, por lo que ha dado la situación como controlada.

El Ejército de RDC aseguró el lunes que ha matado a más de 300 miembros de CODECO en operaciones llevadas a cabo desde el 1 de marzo en la provincia de Ituri (noreste), combates en los que han muerto más de 60 militares. Este balance se suma a los 436 supuestos milicianos muertos entre el 15 de junio y el 30 de septiembre de 2019.

Por su parte, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) cifró el lunes en cerca de 1,2 millones los desplazados desde junio de 2018 en los territorios de Djugu, Mahagi e Irumu, todos ellos en Ituri, a causa de la violencia.

El organismo detalló que cerca de 200.000 personas se han visto desplazadas por los incidentes registrados en lo que va de año, mientras que más de 880.000 abandonaron sus viviendas hace más de un año a causa de los ataques por parte de grupos armados.

Durante la semana pasada, la sociedad civil de Ituri informó el 14 de mayo de que alrededor de 600 personas han muerto a causa de los ataques de CODECO en la provincia en lo que va de año y habló de cuatro meses "muy catastróficos", especialmente en los territorios de Djugu y Mahagi.

CODECO está integrada predominantemente por miembros de la comunidad lendu. Desde junio de 2019 se ha registrado un repunte de los enfrentamientos intercomunitarios entre los lendu y los hema en Djugu y otras zonas de Ituri.

Estos incidentes han traído a la memoria el conflicto entre los hema y los lendu entre 1999 y 2007 por derechos de pastoreo y representación política, que se saldó con cerca de 50.000 muertos.

ATAQUE DE LAS ADF

Por otra parte, al menos tres personas --dos civiles y un militar-- murieron el lunes en un ataque achacado al grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en la aldea de Ndalya, situada también en la provincia de Ituri, en el segundo ataque de este grupo en la zona en la última semana.

Fuentes locales han indicado que los asaltantes irrumpieron en la aldea al anochecer y abrieron fuego de forma indiscriminada, antes de matar a dos personas en medio del caos que se desató cuando los residentes intentaron huir.

Posteriormente, un soldado murió en enfrentamientos con los sospechosos después de la llegada de refuerzos a la zona, mientras que al menos cinco viviendas fueron incendiadas, según el diputado Jackson Ause, representante por el territorio de Irumu.

La milicia de las ADF actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de las varias decenas que operan en el país africano.

Durante 2019 surgieron informaciones en torno a posibles contactos entre las ADF y el grupo yihadista Estado Islámico, especialmente después de que este grupo reclamara en abril la autoría del que sería su primer ataque en el país africano, así como la formación de una nueva rama en el continente, llamada Provincia de África Central.

Varios grupos armados controlan partes del este de RDC pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país --con Kivu Norte como uno de los epicentros-- en agosto de 2018. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.

Contador