Actualizado 12/05/2021 00:00 CET

Rusia rebaja a ocho los muertos, entre ellos siete niños, en un tiroteo en una escuela en Kazán

Putin traslada sus "profundas condolencias" por los fallecidos

La ONU considera lo ocurrido como "un acto de violencia sin sentido"

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Rusia han rebajado a ocho los muertos, entre ellos siete niños, en el tiroteo registrado este martes en una escuela de la ciudad de Kazán, en el suroeste del país, después de que fuentes de los servicios de emergencias hablaran de diez fallecidos.

El presidente de la región de Tartaristán, Rustam Minijanov, ha señalado que la octava víctima mortal es una profesora del centro y ha agregado que otros doce alumnos y cuatro adultos se encuentran hospitalizados con heridas de diversa consideración.

Sin embargo, la presidencia de la región ha notificado poco después el ingreso de otras cuatro personas, lo que eleva a 20 el total de heridos, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Por otra parte, Minijanov ha señalado en declaraciones a la cadena de televisión Rossiya 24 que la Policía ha detenido al "terrorista", un joven de 19 años. Fuentes de seguridad han elevado a dos el número de atacantes y han apuntado que el segundo ha muerto tiroteado, según ha informado la agencia rusa de noticias TASS.

El fiscal de la república de Tartaristán, Ildus Nafikov, se ha trasladado al lugar de cara a la apertura de una investigación sobre el suceso. En el lugar hay desplegado un dispositivo de seguridad y servicios de emergencia para atender a las víctimas.

Por otra parte, las autoridades de Tartaristán han decretado el miércoles como una jornada de luto para conmemorar a las víctimas del tiroteo. "Por decisión del presidente de la república el 12 de mayo se decreta día de luto en Tartaristán", ha dicho la portavoz de la presidencia regional, Lilia Galimova.

Mientras, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha trasladado sus "profundas condolencias" a las familias de los fallecidos en el tiroteo, según ha informado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en rueda de prensa. Putin también ha deseado una pronta recuperación a todos los heridos.

Putin también ha encomendado al Gobierno ruso asegurar "toda la ayuda sanitaria y psicológica necesaria" para los niños afectados por el ataque, así como apoyo para sus familias y, en este sentido, ha pedido a los ministros de Salud y Educación, Mijail Murashko y Sergei Kravtsov, respectivamente, que se desplacen a Kazán "de inmediato".

Peskov también ha informado de que las autoridades rusas examinarán la necesidad de emprender "nuevas medidas de seguridad" tras el tiroteo. "Será un motivo para analizar si son eficaces las medidas tomadas antes y si se necesita aprobar un conjunto de medidas", ha detallado.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se ha mostrado "profundamente entristecido" por lo ocurrido, y ha lamentado que entre las ocho víctimas mortales hubiera siete niños, ha comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric.

Guterres, señala Dujarric, "condena enérgicamente este acto de violencia sin sentido y expresa su más sentido pésame a las familias de las víctimas, así como al Gobierno y al pueblo de Rusia".