La muerte de un agricultor secuestrado por el EPP reabre el debate sobre la lucha antiterrorista en Paraguay

Protesta contra el EPP en Asunción (archivo)
REUTERS / JORGE ADORNO
Publicado 12/01/2018 18:55:27CET

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los forenses han confirmado este viernes que los restos óseos hallados el día anterior en la localidad paraguaya de Tacuatí pertenecen Abraham Fehr, un agricultor que fue secuestrado hace dos años por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y cuyo caso ha resucitado el debate sobre la eficacia de la lucha contra la guerrilla.

El médico forense Pablo Lemir ha comparecido ante los medios de comunicación para anunciar que el cadáver coincide "en un 90 por ciento" con Fehr, si bien ha aclarado que el avanzado grado de descomposición del cuerpo hace imposible determinar, 'a priori', la causa de la muerte. "No fue a causa de un disparo, no fue a causa de una herida de arma blanca, ni por torturas", se ha limitado a decir.

El cadáver fue encontrado porque su ubicación exacta aparecía en unos panfletos que fueron distribuidos en Tacuatí durante el jueves. Además, en ellos se indica que otros dos secuestrados por el EPP ---- serán liberados pronto, pero no menciona nada del cuarto rehén, el policía Edelio Morínigo.

El fiscal antisecuestro Joel Cazal ha explicado en la misma rueda de prensa que la muerte es una de las "salidas" que da la guerrilla a los rehenes que llevan tiempo en su poder sin que se hayan cumplido sus reivindicaciones, según informa el diario paraguayo 'ABC Color'.

Fehr fue capturado en 2015 por un grupo de guerrilleros del EPP en la finca de Tacuatí donde recolectaba maíz junto a sus dos hijos y dos peones. Los insurgentes liberaron horas después a los menores y a los trabajadores pero retuvieron a Fehr y exigieron 500.000 dólares para su liberación. La familia no ha podido pagar pero dijo estar dispuesta a someterse a "las leyes revolucionarias" del EPP.

"Expreso mi solidaridad a los familiares de los compatriotas que fueron secuestrados por la banda criminal del EPP y ratifico mi compromiso de redoblar los esfuerzos en la lucha", ha escrito el presidente, Horacio Cartes, en Twitter. Así, ha ordenado a la Fuerza de Tarea Conjunta "no ahorrar esfuerzos en la lucha contra los que roban, extorsionan, secuestran y asesinan a sus propios e inocentes compatriotas".

Sin embargo, el portavoz de esta Fuerza, el teniente coronel Víctor Urdapilleta, ha reconocido al periódico local 'Última Hora' que los efectivos no pueden abarcar toda la zona de influencia del EPP. "No hay posibilidad de que cubramos todo el territorio de los departamentos de San Pedro y Concepción. Es un poco difícil", ha admitido.

El caso Fehr ha desatado una ola de críticas contra Cartes, que llegó al cargo en 2013 prometiendo derrotar al EPP. Reformó la ley de defensa para poder desplegar a las Fuerzas Armadas sin necesidad de declarar el estado de excepción y creó dicha Fuerza dedicada en exclusiva al combate de la guerrilla.

La oposición reprocha a Cartes que en estos cinco años los resultados han sido escasos. De hecho, de acuerdo con 'Última Hora', de las 15 personas que el EPP y otros grupos armados tienen en su poder, once fueron capturadas durante su mandato, que expira este año.

"El Estado paraguayo evidentemente está perdiendo, lo que ya sabíamos, el control político, territorial, poblacional. Esto marca en qué lugar se encuentra la lucha del Estado paraguayo contra estos grupos", ha denunciado el senador Hugo Richer, de la alianza opositora Frente Guasú.