La mujer símbolo de las protestas en Sudán dice que lo que buscan es "la caída del régimen en su conjunto"

Sudán.- La mujer símbolo de las protestas en Sudán dice que lo que buscan es "la caída del régimen en su conjunto"
REUTERS / UMIT BEKTAS - Archivo
Publicado 23/04/2019 19:10:59CET

JARTUM, 23 Abr. (Reuters/EP) -

Alaa Salá, la mujer que se ha convertido en el símbolo de las protestas que forzaron la salida del poder de Omar Hasán al Bashir en Sudán, ha dejado claro que la revolución está lejos de haber terminado y que lo que busca es acabar con el régimen de "asesinato y tiranía" en su conjunto.

Salá se hizo famosa tras la publicación de un vídeo en el que se la veía dirigirse a los manifestantes subida al techo de un coche a principios de abril y que se hizo viral. Las mujeres han desempeñado un papel destacado en las protestas que comenzaron el pasado 19 de diciembre, a menudo suponiendo la mayoría entre los manifestantes.

El Ejército sudanés derrocó a Al Bashir el pasado 11 de abril y formó un consejo militar de transición para que dirija el país durante dos años antes de la celebración de elecciones. El expresidente y otros antiguos altos cargos han sido detenido y la junta militar ha anunciado una serie de medidas contra la corrupción pero los manifestantes reclaman cambios más rápidos y profundos.

"Nuestras demandas se refieren a la supresión de un régimen corrupto desde su raíz (...) destruyó Sudán. La corrupción se ha propagado por todas partes. Un régimen de asesinato y tiranía", ha denunciado la activista en una entrevista concedida a Reuters.

"Actualmente estamos en las plazas porque Al Bashir es parte del régimen y nuestra idea y objetivo es la caída del régimen en su conjunto", ha subrayado.

"Queremos un mejor Sudán, un estado democrático, uno que juzgue a todos conforme a la ley, sin favoritismo", ha añadido la joven. "Nuestra revolución continuará hasta que nuestras demandas se cumplan", ha prevenido.

Salá ha dicho que cuando se subió al coche estaba recitando un poema del poeta sudanés Azhari Mohamed Ali titulado "La bala no mata. Lo que mata es el silencio de la gente". "Es un poema inspirador", ha afirmado la activista. "Sus palabras son una descripción muy precisa de las calles sudanesas", ha opinado.

Salá es conocida como una "kendaka", un nombre dado históricamente a las reinas nubias del antiguo Sudán. "La reina nubia era valiente, fuerte y sabia", ha afirmado Salá, que considera que su apodo debería aplicarse a todas las manifestantes. "Todas las que se esfuerzan en la calle y en las plazas son kendakas", ha defendido.

Para leer más