Actualizado 21/03/2014 16:11

Mujica pretende adoptar al menos una treintena de niños pobres

El presidente de Uruguay, José Mujica
REUTERS

MONTEVIDEO, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uruguay, José Mujica, ha asegurado que pretende adoptar al menos una treintena de niños pobres, una vez concluya su mandato, en marzo de 2015.

"Tengo la idea de agarrar 30 o 40 gurises pobres y llevarlos a vivir conmigo", dijo en un encuentro con empresarios celebrado el pasado viernes en Punta Cala, según ha revelado este domingo el diario uruguayo 'El Observador'.

Interrogado sobre cuándo lo haría, el ex guerrillero tupumaro respondió: "Cuando me saque este sayo", en alusión a la banda presidencial.

Este anuncio podría estar relacionado con el que el vicepresidente del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), Jorge Ferrando, hizo el pasado mes de julio, indicando que hay 25 niños que nadie quiere adoptar.

Ferrando explicó que las razones que dificultan la adopción de estos 25 niños es que son mayores, hermanos o están enfermos, detallando que en algunos casos padecen VIH.

ESCUELA AGRARIA

En 2006, cuando era ministro de Ganadería del Gobierno de Tabaré Vázquez, ya apuntó que, una vez retirado de la política, pretendía montar una escuela agraria en su finca de la localidad de Rincón del Cerro, cercana a la capital uruguaya.

"Ya tengo 71 años y tengo que pensar en la sucesión. Mis familiares son los hijos de los pobres que quieran trabajar, así que estoy empeñado en hacer una escuela de oficios rurales", dijo entonces a la prensa.

Mujica vive en una finca de 26 hectáreas junto a su esposa, la senadora del gobernante Frente Amplio (FA) Lucía Topolansky, con quien se casó en 2005 después de 20 años de relación.

El matrimonio no ha tenido hijos. Aunque se conocieron en la década de 1960, su relación no empezó hasta 1985, cuando Mujica salió de prisión. Entonces, él tenía 50 años y Topolanzky 41.