7 de abril de 2020
 
Publicado 28/02/2020 16:31:47 +01:00CET

Multado el antiguo jefe del Servicio Secreto danés por filtrar secretos en un libro de memorias

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Tribunal Oriental de Dinamarca ha decidido finalmente imponer una multa prácticamente testimonial al antiguo jefe del Servicio Secreto danés (el PET) Jakob Scharf por incumplimiento del secreto profesional al divulgar información clasificada en un libro sobre sus siete años en el cargo, según informa el diario 'Politiken'.

Scharf fue condenado a principios del año pasado por un tribunal de Copenhague a cuatro meses de prisión tras ser acusado de revelar los términos de la cooperación internacional entre la agencia que dirigía y sus contrapartes en el extranjero.

Existió además el agravante de que la información revelada por el antiguo responsable de seguridad pertenecía a un periodo especialmente sensible: el de la publicación en 2005 de las "viñetas de Mahoma" por el periódico 'Jyllands-Posten', que desataron una ola de amenazas de atentados contra el país nórdico.

Una década después, Scharf colaboró con el periodista Morten Skjoldager para publicar un libro de memorias titulado 'Siete años con el PET' en el que explicaba en detalle las medidas adoptadas con la comunidad de Inteligencia internacional para impedir estos ataques.

La única acusación que ha resistido la apelación ante el tribunal ha sido la que se refiere a una fuente informadora del servicio de Inteligencia cuya identidad podría ser inferida a través de las declaraciones de Scharf en su libro.

Aunque el propio Servicio Secreto consiguió que un tribunal ordenara el secuestro del libro en octubre de 2016, el periódico 'Politiken' lo publicó finalmente en forma de suplemento a su tirada en papel, escudándose en el derecho a la libertad de prensa.

Un tribunal de apelaciones absolvió posteriormente a Scharf de 27 de los 28 cargos de ruptura de la confidencialidad asociada a su cargo por los que fue condenado, aunque no hubo unanimidad en todas las absoluciones. Ahora, Scharf ha visto reducida su sentencia al pago de 10.000 coronas, unos 1.500 euros.

Para leer más