Actualizado 15/01/2021 11:18 CET

El líder opositor se autoproclama vencedor pese a que Museveni marcha en cabeza en las presidenciales

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Bobi Wine denuncia fraude y rechaza los resultados provisionales de la comisión electoral

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, marcha en cabeza en las elecciones presidenciales celebradas el jueves en el país africano, según los primeros resultados dados a conocer por la comisión electoral, que le da más del 65 por ciento de los apoyos, si bien el principal candidato opositor ha rechazado el anuncio y se ha autoproclamado como presidente electo.

El presidente de la comisión electoral, Simon Byabakama, ha detallado que Museveni ha recabado el 65,02 por ciento de los votos, mientras que el principal candidato opositor, Robert Kyagulanyi, se ha hecho con el 27,39 por ciento de las papeletas, según datos correspondientes a cerca del 23 por ciento del recuento.

En tercer lugar figura el opositor Patrick Amuriat, con el 3,6 por ciento de los respaldos. Por su parte, ninguno de los otros ocho candidatos a la Presidencia de Uganda, entre los que figura únicamente una mujer, han conseguido llegar al uno por ciento de los votos, tal y como ha recogido el diario 'Daily Monitor'.

Sin embargo, Kyagulanyi, conocido popularmente como Bobi Wine, ha manifestado minutos después en una rueda de prensa desde su vivienda --rodeada por las fuerzas de seguridad-- que las elecciones han estado marcadas por el fraude y ha recalcado que ha sido él quien se ha impuesto en la votación.

Asimismo, ha argumentado que el bloqueo a Internet y las redes sociales impuesto por las autoridades dos días antes de la votación tiene como objetivo bloquear las comunicaciones y manipular los resultados, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Byabakama ha resaltado que depende de Kyagulanyi presentar pruebas que respalden sus acusaciones, algo que no ha hecho hasta ahora. Las autoridades han confirmado irregularidades en solo dos de los colegios electorales, incluido el robo de una urna, lo que provocó la cancelación de la votación en estos lugares.

El opositor, un conocido cantante del país, ya había recurrido a última hora del jueves a la red social Twitter para afirmar que "pese al fraude generalizado y la violencia", la situación "tiene buena pinta" para sus aspiraciones de llegar a la Presidencia.

"Gracias Uganda por dar el paso y votar en cifras récord. El desafío está ahora en manos de Byabakama y de la comisión electoral para declarar la voluntad popular", manifestó. Bobi Wine había indicado el miércoles que no aceptaría los resultados si consideraba que el proceso había estado marcado por las irregularidades.

Por su parte, el también opositor Foro para el Cambio Democrático (FDC) de Amuriat ha apuntado a través de Twitter que los resultados preliminares de las parlamentarias indican que la formación "ha perdido el liderazgo de la oposición en el Parlamento" ante la Plataforma de Unidad Nacional (NUP) de Bobi Wine.

MUSEVENI ASEGURA QUE NO SE AFERRARÁ AL PODER

Por su parte, Museveni destacó el martes en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN que "aceptará los resultados" si es derrotado en las urnas. "Uganda no es mi casa. Si pierdo las elecciones, me iré a mi casa y haré mis cosas si los ugandeses no quieren que les ayude con las suyas", zanjó.

Bobi Wine ha sumado fuerzas con el opositor y cuatro veces candidato a la Presidencia Kizza Besigye para intentar evitar que Museveni, quien lleva casi 35 años al frente del país, se haga con un sexto mandato en las elecciones, que se celebraron junto a las parlamentarias.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, hizo el miércoles un llamamiento a favor de unas elecciones "inclusivas, transparentes y pacíficas" y expresó su preocupación por las informaciones sobre "violencia y tensiones" en el país africano, que impuso un bloqueo a las redes sociales antes de la votación.

Así, pidió a "todos los actores políticos y sus seguidores que eviten recurrir al discurso del odio, la intimidación y la violencia" y ha agregado que "toda disputa electoral debe ser resuelta a través de los medios legales y pacíficos", según dijo su portavoz, Stéphane Dujarric.

Guterres reclamó además a las autoridades, "particularmente a las fuerzas de seguridad", que "muestren máxima contención durante este periodo y que actúen en línea con los principios de los Derechos Humanos", antes de reiterar el "compromiso" de la ONU en su apoyo a "promover un desarrollo sostenible y construir un futuro próspero" en el país africano.

Para leer más