Actualizado 31/12/2007 12:24 CET

Nepal.- Cuatro nuevos ministros maoístas toman posesión de sus cargos tres meses después de abandonar el Gobierno

KATMANDU, 31 Dic. (EP/AP) -

Cuatro antiguos rebeldes maoístas tomaron posesión hoy de sus carteras ministeriales en el Gobierno de Nepal, poniendo fin a la crisis política que comenzó hace tres meses, cuando los maoístas se retiraron del Ejecutivo por discrepancias acerca del futuro inmediato de la monarquía.

El primer ministro, Girija Prasad Koirala, presidió hoy la toma de posesión. "Ahora nos concentraremos todos en las elecciones", declaró Koirala a los periodistas al término de la ceremonia. Las elecciones a la Asamblea Constituyente, pospuestas en dos ocasiones, se celebrarán el próximo 12 de abril.

Cinco maoístas fueron elegidos ayer ministros. Matrika Yadav, nuevo ministro de Conservación de Bosques y Suelos, no pudo tomar posesión por encontrarse fuera de Katmandú. Cuatro de los cinco nuevos ministros ya habían ejercido el cargo entre abril y septiembre. El único recién incorporado es Pampha Bhusal, nuevo ministro de Mujer y Bienestar Social.

Los maoístas controlarán también los Ministerios de Información y Comunicación, de Desarrollo Local y de Planificación Médica. Con su inclusión, el Gabinete cuenta con 23 miembros.

"Nuestro principal objetivo ahora es garantizar que las elecciones se celebran en la fecha prevista", declaró el 'número dos' de los maoístas, Baburam Bhattarai, tras la toma de posesión de sus correligionarios. Bhattarai aseguró que los maoístas podrían dejar el Gobierno si las elecciones no se celebrasen finalmente el 12 de abril, último día del año según el calendario de Nepal.

Los antiguos rebeldes aceptaron regresar al Gobierno interino después de que la semana pasada los siete principales partidos nepalíes acordaran la abolición inmediata de la monarquía una vez celebradas las elecciones.

Los maoístas se habían retirado el 18 de septiembre tras exigir una reforma electoral y la inmediata destitución del Rey Gyanendra. La decisión parlamentaria de abolir la monarquía, aprobada el pasado viernes, convertirá a Nepal en una República.