Netanyahu sopesa declinar su inmunidad para intentar lograr un acuerdo de gobierno de última hora en Israel

Publicado 11/12/2019 17:46:24CET
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu, está sopesando declinar su inmunidad para intentar lograr un acuerdo de última hora para formar gobierno y evitar unas terceras elecciones generales en menos de un año.

El líder del partido Azul y Blanco, Benjamin Gantz, afirmó por sorpresa el martes que estaba dispuesto a negociar con Netanyahu si no pedía inmunidad al Parlamento por los cargos por corrupción presentados contra él.

Netanyahu, que tiene hasta el 1 de diciembre para solicitar inmunidad a la Knesset, habló tras su imputación de un "intento de golpe" contra él y dijo que el proceso "está contaminado por intereses extranjeros con el objetivo de derrocar a un primer ministro derechista".

Pese a ello, un día después dijo que respetará el fallo. "Por supuesto, quiero dejar claro que todo este proceso será decidido en los tribunales", manifestó. "Aceptaremos la decisión del tribunal, no hay duda de eso", zanjó.

Netanyahu tendría que anunciar su decisión en las próximas horas, dado que el Parlamento ha empezado ya a votar la legislación necesaria para su disolución, dado que la fecha límite para lograr un acuerdo de coalición expira en la medianoche de este mismo miércoles.

Según las informaciones facilitadas por el diario israelí 'Haaretz', Netanyahu está consultando con sus abogados las implicaciones de rechazar la inmunidad, mientras que fuentes del Likud han puesto en duda que vaya a dar este paso.

Tanto Netanyahu como Gantz ya han devuelto el mandato que les entregó el presidente, Reuven Rivlin, tras no poder formar una coalición en los 28 días con los que contaron cada uno de ellos para materializar sus esfuerzos.

En la medianoche de este miércoles expira el plazo de 21 días para que algún parlamentario consiga el apoyo de 61 diputados --la mayoría de la Knesset-- para encabezar un gobierno.

El líder de Yisrael Beitenu, Avigdor Lieberman, ha acusado este mismo miércoles a los dos principales partidos de la situación de estancamiento político que atraviesa Israel, tal y como ha recogido el diario 'The Jerusalem Post'.

"Dos partidos que suman 65 escaños tienen la responsabilidad de unas elecciones innecesarias. Más allá del ego sobre quién va primero en una rotación, ambos partidos han preferido, en esencia, otras elecciones a un gobierno de unidad", ha zanjado.

El asunto de la rotación en el cargo de primer ministro ha sido uno de los principales puntos de diferencia en las negociaciones, debido a la negativa del 'número dos' de Azul y Blanco, Yair Lapid, sobre la entrada de Netanyahu en esta rotación.

El propio Lapid anunció el lunes un acuerdo en el seno de la formación para dejar de lado una rotación entre él y Gantz en el cargo de primer ministro en caso de que haya unas terceras elecciones.

Así, resaltó que Gantz será el único candidato de Azul y Blanco a primer ministro si se repiten nuevamente las elecciones, al tiempo que ha manifestado que el partido "aún espera que se puedan evitar".

En caso de que no haya acuerdo de última hora, las próximas elecciones se celebrarán el 2 de marzo de 2020, tal y como pactaron el lunes el Likud y Azul y Blanco. La legislación para ello será aprobada por la Knesset.

Para leer más