Publicado 23/09/2022 15:21

Níger alerta de que "es muy probable" de que Estado Islámico se haga con el control de Ménaka, en Malí

Archivo - El presidente de Níger, Mohamed Bazoum
Archivo - El presidente de Níger, Mohamed Bazoum - Bernd von Jutrczenka/dpa Pool/dp - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Níger, Mohamad Bazoum, ha alertado de que "es muy probable" que el grupo yihadista Estado Islámico en Gran Sáhara (ISGS) se hagan con el control de la ciudad maliense de Ménaka, situada cerca de la frontera común, ante el deterioro de la situación de seguridad tras la retirada de las tropas de la operación 'Barkhane'.

Bazoum ha señalado en una entrevista concedida a la emisora Radio France Internationale que "la situación en la región de Ménaka se ha degradado totalmente tras la salida de 'Barkhane'" y ha agregado que "es muy probable" que caiga en manos de yihadistas.

"Las Fuerzas Armadas malienses están en Ménaka con efectivos rusos, pero esto no ha impedido esta degradación y jamás había sido tan tensa la relación entre las comunidades peul y tuareg", ha explicado, antes de subrayar que ISGS planea atacar en la zona.

En este sentido, ha destacado que el grupo yihadista cuenta con "capacidad militar" para lanzar esta ofensiva, si bien ha matizado que no cree que tengan estas capacidades para lanzar una ofensiva en Gao. "Pese a ello, han logrado importantes avances en los alrededores de Gao", ha apuntado.

El propio Bazoum criticó en mayo la decisión de la junta maliense de retirarse del G5 Sahel y dijo que el bloque "está muerto" a causa de esta medida de Bamako. "Tras el segundo golpe de Estado en Malí (en mayo de 2021), Bamako está en una huida hacia adelante que le aísla en África y nos priva de una estrategia concertada y coordinada para luchar contra el terrorismo", arguyó.

Por ello, el presidente nigerino sostuvo que "la salida de Francia de Malí obliga a coordinar las acciones" y agregó que "los países occidentales "tienen que hacer más sacrificios" en el marco de la lucha contra los grupos yihadistas en esta región del continente africano". "El aislamiento de Bamako en África Occidental es algo malo para toda la subregión", lamentó.

Bazoum acusó además a las fuerzas de seguridad malienses de no cumplir con su misión en la conocida como 'zona de las tres fronteras' --entre Malí, Níger y Burkina Faso--. "Nuestra frontera con Malí está bajo control de ISGS. Bamako no ha colocado puestos avanzados en la zona", zanjó, unas críticas que no fueron bien recibidas por parte de Malí.

En este contexto, el G5 Sahel aprobó el jueves en una reunión en Niamey "adoptar nuevas estrategias" para "luchar eficazmente" contra los grupos terroristas en los países que integran el bloque ----, según ha recogido el portal de noticias ActuNiger.

El ministro de Defensa de Níger, Alkassoum Indattou, que presidió la sesión, afirmó que "pese a los esfuerzos llevados a cabo por los estados con el apoyo de socios técnicos y financieros, la situación de seguridad sigue siendo preocupante, especialmente en la 'zona de las tres fronteras'".

Contador

Más información