Publicado 21/09/2015 19:58CET

Ningún país de la OTAN reconocerá las elecciones en el este de Ucrania

Poroshenko rechaza elecciones en las regiones separatistas "a punta de pistola"

LVIV (UCRANIA), 21 Sep. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Ana Pisonero) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha exigido a Rusia este lunes que deje de apoyar a los separatistas ucranianos durante su primera visita a Ucrania desde que asumió el cargo y ha dejado claro que ningún aliado reconocerá las elecciones en Donetsk y Lugangsk.

"Tenemos que ver la aplicación plena (de los acuerdos de Minsk), lo que significa también que Rusia tiene que dejar de apoyar a los separatistas en el este de Ucrania", ha dicho el secretario general de la OTAN en rueda de prensa conjunta con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, tras inaugurar un ejercicio conjunto de la Alianza Atlántica y Ucrania de respuesta a una emergencia civil.

Aunque "el alto el fuego se está respetando en general", Stoltenberg ha avisado de que "la situación todavía es muy frágil". "Rusia continua apoyando a los separatistas con armas y diferentes equipos, con entrenamiento y fuerzas", ha denunciado el noruego.

"El camino a la paz, para alcanzar una solución pacífica negociada a la crisis en el este de Ucrania son los acuerdos de Minsk y por tanto tenemos que ver la aplicación plena, lo que significa también que Rusia tiene que dejar de apoyar a los separatistas en el este de Ucrania", ha subrayado.

Stoltenberg ha insistido en que "las acciones de Rusia en Crimea y algunas partes del este de Ucrania no es sólo una violación de la integridad territorial y la soberanía de Ucrania" sino que también constituyen "un desafío para todos" y ha avisado de que ningún país de la OTAN reconocerá las elecciones en las regiones separatistas de Ucrania si no cumplen con la ley ucraniana.

"Cualquier elección que tenga lugar en el este de Ucrania que no sean acordes con la ley ucraniana serían una violación de los acuerdos de Minsk. Serán elecciones falsas y no serán reconocidas por ningún aliado de la OTAN", ha asegurado, insistiendo en que "lo importante es que las elecciones sean acordes con la ley ucraniana". "Esto es una parte fundamental de los acuerdos de Minsk", ha incidido.

El presidente ucraniano ha denunciado "las elecciones falsas" que pretenden organizar las regiones separatistas en el este y ha avisado de que estas elecciones "son contrarias a la ley ucraniana" y son "una amenaza seria para los acuerdos de Minsk". "No son libres ni justas", ha incidido. "No tienen ninguna consecuencia legal. Estas elecciones no serán reconocidas por nadie en el mundo", ha apostillado Poroshenko.

El mandatario ucraniano ha rechazado elecciones "a punta de pistola" y ha dejado claro que la reducción de los niveles de violencia sobre el terreno "no es suficiente".

"No deberíamos tener a soldados rusos en nuestro territorio", ha recalcado. "Necesitamos sacar a los terroristas apoyados por los rusos de nuestro territorio. Deberíamos cerrar la frontera, debemos lanzar el proceso político y elecciones de acuerdo con la legislación ucraniana", ha apostillado.

Poroshenko también ha defendido que Ucrania debe estar preparada para poder entrar en la OTAN a pesar de su política de no alineamiento actual, mientras que el secretario general de la Alianza Atlántica ha asegurado que "no es un problema para ahora" aunque "es un derecho fundamental de cualquier país decidir el camino que quiere seguir", un principio que "todavía es válido".

"¿Ucrania está intentando convertirse en un miembro de la OTAN?, la respuesta es no, pero debemos estar preparados. ¿La OTAN está de acuerdo con que Ucrania será un miembro? La respuesta es lo mismo, no", ha admitido Poroshenko, que ha defendido con todo en que los líderes de la OTAN en la cumbre de Bucarest de 2008 enviaron "un mensaje claro a Ucrania de que la puerta de la OTAN está abierta para Ucrania".

El secretario general de la OTAN ha recordado que "Ucrania está centrada ahora en las reformas y en modernizar a sus fuerzas armadas". "Cuando hayan acabado estas reformas, le compete a Ucrania decidir si solicitan (la adhesión) y si Ucrania lo solicita entonces por supuesto evaluaremos una solicitud de Ucrania, igual que evaluaríamos cualquier otra solicitud, de modo que no veo que esto sea un problema para ahora".

Stoltenberg ha dejado claro además que el ejercicio conjunto de respuesta a una emergencia civil que la OTAN y Ucrania organizan entre el 21 y el 24 de septiembre en la región de Lviv "no es un ejercicio militar". "Esto es un ejercicio sobre rescate, salvar vidas", ha insistido el noruego, que ha subrayado la importancia de "aumentar la capacidad de trabajar juntos" frente a los desastres naturales o provocados.

El presidente ucraniano también ha dejado claro que "esto es un ejercicio civil" y son "completamente abiertos y transparentes" pero es "muy simbólico" y tendrá "un efecto muy positivo".

EJERCICIO DE RESPUESTA A CRISIS, CIVIL

Un total de 1.100 efectivos de seis países de la OTAN -España, Estados Unidos, Rumanía, Polonia, Hungría y Noruega_y otros siete países socios -- Moldavia, Georgia, Finlandia, Azerbaiyán, Armenia, Jordania y la propia Ucrania_participan con equipos de búsqueda y rescate, médicos y de protección química, radiológica, biológica y nuclear.

Sólo participan unos 50 militares del total de efectivos, incluidos los 22 militares de búsqueda y rescate urbano que España aporta de la Unidad de Emergencias Civil, así como dos perros, cámaras, un drone o avión no tripulado para reconocimiento y capacidad de apuntalamiento. "Tenemos buenos materiales", ha explicado José Luis Escobar, el responsable del equipo español. "Estamos lejos del conflicto. Nosotros nos centramos en nuestro trabajo. No entramos. Nos manda el Gobierno español", ha explicado.

Para leer más