27 de febrero de 2020
 
Publicado 24/01/2019 22:44:08CET

El Nobel de la Paz Denis Mukwege pide a Tshisekedi que "se tome en serio" el cargo y trabaje para la población de RDC

El doctor congoleño y Premio Nobel de la Paz Denis Mukwege
REUTERS / STRINGER . - Archivo

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Denis Mukwege, el médico congoleño ganador este año del Nobel de la Paz, ha pedido este jueves al nuevo presidente de República Democrática del Congo (RDC), Félix Tshsekedi, que "se tome en serio" el cargo y trabaje para mejorar las vidas de la población.

"El señor Félix Tshisekedi ha sido proclamado vencedor de las elecciones presidenciales por el Tribunal Constitucional. Presidir los destinos de nuestro país es una gran responsabilidad", ha dicho en un comunicado.

"Nuestro pueblo, que tanto ha sufrido a causa de un sistema que lo ha esclavizado desde hace decenios, espera mucho de sus nuevos dirigentes para que mejoren su vida diaria y planifiquen un futuro mejor", ha destacado.

Asimismo, ha pedido a la población y al conjunto de las fuerzas sociopolíticas "al patriotismo y a unirse al ideal de cambio para reconstruir juntos nuestro país, restaurar la dignidad de nuestro pueblo y preservar la paz".

Tshisekedi, un destacado líder opositor, se ha convertido este jueves oficialmente en el quinto presidente de RDC tras ser proclamado ganador de las controvertidas elecciones presidenciales del pasado 30 de diciembre, en la que es ya la primera transición democrática en la historia del país.

Tshisekedi ha prestado juramento en un acto celebrado en el Palacio de la Nación ante miles de personas y en presencia del presidente saliente, Joseph Kabila, que deja el poder dos años después de que expirara su mandato y tras 18 años al frente del país.

Asimismo, el líder de la UDPS e hijo del histórico opositor Etienne Tshisekedi, se ha comprometido a "mantener la independencia e integridad" del país y a "preservar la unidad nacional". También ha prometido que actuará movido por "el bien común y la paz".

Tshisekedi contará en su nueva andadura con el respaldo de Kabila, que pronunció el miércoles por la noche su último discurso como presidente en el que hizo un repaso a sus 18 años en el cargo, al que llegó tras el asesinato de su padre Laurent Desiré Kabila.

Los resultados confirmados oficialmente dejan a Tshisekedi atado durante su nuevo mandato a la espera de que Kabila, como se teme buena parte de la oposición, decida presentarse de nuevo a las elecciones presidenciales en 2023, donde ya no existirán los límites a su periodo de mandato.