Actualizado 23/02/2022 10:23

El NRC alerta de que millones de personas sufrirán y "miles de familias se verán separadas" por el conflicto en Ucrania

Una mujer en la localidad de Verjnotoretske, situada cerca de la línea de frente en Donetsk, en el este de Ucrania
Una mujer en la localidad de Verjnotoretske, situada cerca de la línea de frente en Donetsk, en el este de Ucrania - ANDRIY ANDRIYENKO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

En directo | Crisis en Ucrania

Recalca que la población "se siente olvidada ante los juegos políticos de alto nivel a su alrededor"

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ha advertido este miércoles que millones de personas sufrirían las consecuencias de un repunte de los combates en el este de Ucrania y ha recalcado que "miles de familias se verán separadas de forma indefinida".

"Las comunidades y las familias han estado divididas por la línea de frente en el este de Ucrania durante los últimos ocho años. Las decisiones de políticos que se encuentran lejos de allí hacen imposible que las abuelas vean a sus hijos y nietos en el otro lado", ha manifestado el secretario general de la ONG, Jan Egeland.

Así, ha lamentado que "hay demasiada poca atención a esta inminente catástrofe humanitaria" y ha incidido en que "las comunidades están agotadas por el conflicto y necesitan ayuda humanitaria y soluciones pacíficas en lugar de armas".

"Pedimos a nuestros socios internacionales que apoyen la respuesta humanitaria en Ucrania, financiada hasta ahora al nueve por ciento, para abordar las necesidades existentes y preparar una respuesta de emergencia", ha señalado Egeland, quien ha relatado que se ha reunido con pensionistas que viven en la línea de frente que le han trasladado sus dificultades para "sobrevivir en localidades aisladas y arrasadas por la guerra".

De esta forma, ha recordado que "decenas de miles de personas han soportado desde hace años ataques casi diarios y una vida con un acceso limitado o sin acceso al agua, la electricidad y los servicios esenciales". "Están aterrorizados ante la posibilidad del retorno de una guerra a gran escala y se sienten olvidados ante los juegos políticos de alto nivel que se juegan a su alrededor", ha dicho.

"Si bien mi organización y nuestros socios humanitarios estamos preparados para responder a las crecientes necesidades, la comunidad internacional debe garantizar que no se escatiman esfuerzos para encontrar soluciones políticas a la situación actual", ha apuntado Egeland.

Por último, el secretario general del NRC ha hecho hincapié en que "en caso contrario, se verán más violaciones de los Derechos Humanos, un aumento del sufrimiento, un desplazamiento forzoso y masivo y un mayor empeoramiento de unas necesidades humanitarias ya acusadas".

Durante los últimos días se ha registrado un aumento de los combates en la región de Donbás entre el Ejército ucraniano y las milicias separatistas de Donetsk y Lugansk, ahora reconocidas oficialmente por Rusia, que el lunes anunció la entrada de las Fuerzas Armadas rusas en las mismas en el marco de una "misión de mantenimiento de la paz".

El Gobierno ucraniano cifró el mismo lunes en 14.000 los muertos en los ocho años de conflicto en el este del país, antes de agregar que al menos 30.000 personas han resultado heridas, mientras que 1,5 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares en Crimea y Donbás para escapar de "la ocupación" rusa del territorio de Ucrania.

Más información