Obama defiende el despliegue previsto de fuerzas especiales en Siria para "entrenar" y "asesorar"

Publicado 03/11/2015 5:24:06CET
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
JOSHUA ROBERTS / REUTERS

WASHINGTON, 3 Nov. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho este lunes que el despliegue previsto de decenas de fuerzas especiales estadounidenses a Siria para asesorar a las fuerzas de oposición que luchan contra el Estado Islámico en la zona no rompe con su promesa de no poner "botas sobre el terreno" en el conflicto sirio.

"Nosotros no estamos poniendo a las tropas estadounidenses en el frente luchando en tiroteos con el Estado Islámico", ha añadido Obama, que insiste en que no van a estar luchando como hiciesen en Irak. "Eso no resuelve el problema", ha apostillado.

En sus primeros comentarios públicos sobre el despliegue desde que se hiciese el anuncio --el pasado viernes--, Obama ha aclarado que las tropas estarían en una misión para "entrenar, asesorar y asistir" y asegura que sería una cifra inferior al medio centenar.

Un alto cargo del Departamento de Defensa informó el pasado viernes sobre esta maniobra y aclaró que Estados Unidos no planea, al menos de momento, entregar armas a las Unidades de Protección Popular (YPG) --las fuerzas kurdas--.

La Casa Blanca confirmó ese mismo día la nueva estrategia contra el Estado Islámico, tanto en Siria como en Irak, y recalcó que esta misión "no tiene un propósito de combate", sino que el objetivo es fortalecer la capacidad de las fuerzas locales.

Para leer más