Obama reconoce que la guerra de Siria no se acabará antes de su mandato

Publicado 16/05/2015 5:17:08CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha reconocido que "probablemente" la situación del conflicto en Siria no mejore antes de que abandone la Casa Blanca en 2017 y ha instado a Oriente Próximo a impulsar una solución definitiva de la crisis.

El mandatario ha realizado estas declaraciones durante una entrevista a la cadena Al Arabiya en el marco de la cumbre de Camp David, donde se ha reunido con los mandatarios de Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Bahrein, Kuwait, Qatar y Omán.

Obama ha defendido su decisión de no realizar bombardeos contra las posiciones del presidente, Bashar al Assad, cuando en 2013 fue acusado de utilizar armas químicas contra la población ya que el mandatario se comprometió a deshacerse de ellas.

"Sobre lo que soy optimista es que los países del Golfo representan la estabilidad y también creo que la conciencia de esta necesidad hace que seamos capaces de avanzar juntos", ha afirmado el presidente estadounidense.

SEGURIDAD EN IRÁN

Obama también ha hecho referencia a Irán, que la mayoría de los países del Golfo ven como una amenaza y han mostrado sus reticencias ante el acuerdo con Estados Unidos sobre su controvertido programa nuclear.

El mandatario ha querido tranquilizar a los líderes árabes asegurando que este acuerdo no debilitará su propia seguridad. "Estados Unidos ha sido muy claro sobre que un Irán armado nuclearmente sería potencialmente temerario y peligroso", ha dicho.

"Así que está en el interés de todos el asegurar que Irán no tiene armas nucleares y proporcionar un camino a Irán para que se comprometa con un comportamiento positivo", ha afirmado el presidente, que ha anunciado el incremento de ejercicios militares con los países del Golfo.

CONFLICTO PALESTINO

El mandatario también ha abordado el conflicto palestino, reiterando su compromiso de alcanzar una solución que pase por el reconocimiento de dos estados, añadiendo que es importante alcanzar la confianza mutua para avanzar en un proceso de paz.

"Israel tiene preocupaciones de seguridad legítimas, no hay dudas de esto. Y también es verdad que estoy profundamente comprometido a un estado palestino", ha afirmado, indicando que Estados Unidos intentará reconstruir esta confianza mediante pequeños pasos.

"Hemos trabajado muy duro pero sinceramente, los políticos del interior de Israel y los políticos entre los palestinos también han hecho muy difícil que cada parte confíe en la otra lo suficiente para dar este voto de confianza", ha explicado Obama.

Para leer más