Actualizado 17/12/2013 22:42 CET

La OCHA eleva a 10.000 el número de desplazados por las inundaciones en la Franja de Gaza

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha duplicado el número estimado de desplazados por las inundaciones en la Franja de Gaza hasta los 10.000, después de una revisión de la cifra de personas que se han refugiado en instalaciones habilitadas por la ONU y en casas de familiares hasta las 21.00 horas del sábado.

Según la OCHA, las zonas más afectadas por el paso de la tormenta 'Alexa' son el norte de la Franja de Gaza y la propia Ciudad de Gaza, donde hay más de 1.500 casas que han sufrido daños. "El agua ha penetrado en las casas, ha dañado los muebles y ha causado desperfectos en las redes eléctricas", indica la agencia de la ONU.

En cambio, las 5.000 personas que se habían refugiado en los lugares dispuestos por el gobierno islamista de Gaza este sábado se han reducido hasta 2.234 el domingo, según informa la agencia de noticias palestina Maan citando fuentes del propio gobierno de Hamás.

Un menor de edad ha muerto y 100 personas más han resultado heridas en incidentes relacionados con la tormenta, según la OCHA, mientras que el gobierno gazací cifra en dos los fallecidos, informa Maan.

Los colegios de todos los territorios palestinos se encuentran cerrados desde el jueves y solo en Gaza 17 centros escolares han sido habilitados como refugio y otros cinco se encuentran totalmente inundados por el agua, recoge el informe de la OCHA.

El documento destaca igualmente los efectos de la tormenta sobre los pastores de Cisjordania. "Varias comunidades de pastores han visto como sus casas y cuadras fueron demolidas por las autoridades israelíes apenas un día antes de la llegada de la tormenta, por lo que la OCHA pide de nuevo la paralización de las demoliciones por motivos humanitarios", explica la agencia. Por otra parte, la OCHA destaca que "unas 30 familias de diez comunidades de beduinos del norte del valle del Jordán necesitan ayuda de emergencia".

La OCHA apunta además a importantes pérdidas para los agricultores palestinos, lo que incrementa la inseguridad alimentaria de la población. "En Cisjordania los informes preliminares (revelan) daños en la cabaña de ganado de Hebrón Belén y Shalfit. Las comunidades beduinas y de pastores parecen ser las más afectadas. Los pastores podrían verse afectados por más muertes de ganado en las próximas semanas", señala.

En Gaza, más del 10 por ciento de los invernaderos y campos han quedado destruidos o dañados por la tormenta, igual que unas 50 explotaciones avícolas y ganaderas. "12.000 pollos y 200 reses han muerto como consecuencia del temporal", indica la OCHA.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) ha declarado "zona catastrófica" el norte de la Franja de Gaza debido a las inundaciones y ha pedido el levantamiento del bloqueo israelí. "4.000 trabajadores de la UNRWA combaten las inundaciones y han evacuado a cientos de familias hacia instalaciones de la UNRWA", señalaba este sábado un portavoz del organismo, Chris Gunness.

"Una comunidad normal lucharía para recuperarse de este desastre, pero una comunidad que ha sufrido uno de los bloqueos más largos de la historia humana, cuyo sistema de sanidad pública ha sido destruido y en la que el riesgo de enfermedades era ya de por sí alto, debe quedar liberada de estas restricciones impuestas por hombres para afrontar el impacto de una catástrofe natural como esta", ha añadido Gunness en declaraciones a Maan.