La OMS condena el ataque perpetrado el día de Navidad contra el hospital Al Jala de Benghazi (Libia)

OMS
OMS - Archivo
Publicado 27/12/2018 17:16:35CET

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha condenado el ataque perpetrado el 25 de diciembre contra el hospital Al Jala de la localidad libia de Benghazi (este), que se saldó sin víctimas pero con daños materiales.

El organismo ha resaltado en su comunicado que el hospital "trabaja bajo una presión extrema con suministros y recursos limitados para salvar vidas y dar servicio médico a la totalidad del este de Libia".

"Los repetidos ataques llevarán al cierre de este importante hospital", ha señalado, antes de agregado que ello supondrá un mayor sufrimiento para la población del país y limitará aún más el acceso de los libios a la atención médica.

Por ello, ha reclamado a todas las partes que respeten el Derecho Humanitario y la neutralidad de los trabajadores e instalaciones médicas, antes de manifestar que "tragedias como esta deben evitarse tomando todas las medidas de precaución" y pedir que los responsables sean llevados ante la justicia.

El incidente estuvo protagonizado por un grupo de hombres armados a los que se les impidió entrar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), a pesar de lo cual irrumpieron por la fuerza y empezaron a efectuar disparos.

El Ministerio del Interior del Ejecutivo asentado en el este del país anunció recientemente nuevas medidas de seguridad ante la oleada de violencia y criminalidad por parte de diversos grupos armados que operan en esta parte de Libia.

Así, la semana pasada fue cesado el jefe de la Dirección de Seguridad de Benghazi, Salá Juaidi, tal y como ha recogido el diario local 'The Libya Herald'. En esta zona operan grupos leales al mariscal de campo Jalifa Haftar, que lidera el Ejército afecto al gobierno con sede en Tobruk.

Libia se encuentra inmersa en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, dividida 'de facto' entre dos administraciones y salpicada aún por una amalgama de milicias armadas.

Las principales facciones llegaron en mayo a un principio de acuerdo para celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales el próximo 10 de diciembre. Sin embargo, el enviado especial de la ONU para Libia, Ghasán Salamé, descartó esta fecha y apuntó a 2019 como objetivo.

Contador