La OMS prevé que el brote de ébola en República Democrática del Congo dure al menos tres meses más

Centro de tratamiento contra el ébola en Beni
REUTERS / FISTON MAHAMBA
Publicado 11/10/2018 17:12:25CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El brote de ébola detectado en el este de República Democrática del Congo (RDC) y que ya se ha cobrado al menos 122 vidas aún durará entre tres o cuatro meses más, según las previsiones con las que trabaja la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no descarta que los casos se extiendan también a países vecinos como Uganda o Ruanda.

"Prevemos que tendremos otros tres o cuatro meses hasta que cortemos realmente este brote", ha declarado el jefe de respuesta a emergencias de la OMS, Peter Salama, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters. "Diría que ese es el mejor escenario", ha apostillado.

A la organización le preocupa especialmente la situación en la zona de Beni, situada en la provincia de Kivu Norte, en la medida en que decenas de personas que estuvieron en contacto con enfermos no han acudido a los servicios sanitarios. Los próximos días serán clave, según Salama.

El responsable de la OMS teme que si la nueva ola de casos llega acompañada de "un pico en la inseguridad", como el que se produjo el mes pasado por ataques de grupos armados, la expansión de la enfermedad podría ser "mucho mayor". En este sentido, ha reconocido que "mucho depende de la situación de seguridad".

La respuesta frente al ébola se vio paralizada entre el 25 y el 29 de septiembre por los ataques. Según el Comité Internacional de Rescate, el miércoles se produjo una nueva suspensión por la violencia, lo que ha llevado a la ONG a dar la voz de alarma ante el "significativo aumento" de casos en la región de Kivu Norte.

"El número de nuevos casos diarios es más del doble que a principios de octubre", ha señalado una portavoz del Comité, Michelle Gayer. "Es una señal no solo de que el brote no está bajo control, sino de que, sin el pleno compromiso de la comunidad, las cosas van a ir a peor", ha apostillado en un comunicado.

Gayer ha reconocido que los equipos sobre el terreno "no pueden seguir los contactos de los pacientes, vacunar a quienes lo necesitan y garantizar prácticas seguras de entierro". La OMS estima que al menos 40 potenciales contactos no han sido localizados, más del 90 por ciento de ellos en la ciudad de Beni.

Contador