Publicado 03/07/2020 12:34:54 +02:00CET

La ONU alerta que los "difusos" términos de la Ley de Seguridad para Hong Kong abren la puerta a irregularidades

Protestas en Hong Kong
Protestas en Hong Kong - Keith Tsuji/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha alertado este viernes de que las provisiones de la nueva Ley de Seguridad china que ha entrado en vigor esta semana en el territorio de Hong Kong están redactadas de una manera tan indefinida que su aplicación podría desembocar en violaciones contra los Derechos Humanos aprovechando la vaguedad de sus términos.

"De acuerdo con nuestro análisis preliminar, nos preocupa que las definiciones de algunos delitos contenidos en la ley son difusas y demasiado amplias", ha explicado el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Rupert Colville.

La nueva Ley de Seguridad Nacional implica que el Gobierno de Pekín ejercerá su jurisdicción sobre casos "complicados" de Hong Kong, como los relacionados con injerencias extranjeras, cuando las autoridades locales no puedan hacer cumplir la ley o cuando la seguridad nacional del territorio esté bajo amenazas "graves o realistas", según consta en el texto legal difundido en las últimas horas.

La norma enumera cuatro categorías de delitos: secesión, subversión, terrorismo y colusión con un país extranjero o elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional. La pena máxima para cada delito es la cadena perpetua aunque la sentencia sugerida para algunos delitos menores es de tres años de prisión.

La falta de definición en estos casos "complicados", teme la ONU, podría desembocar en una "interpretación discriminatoria o arbitraria de la ley, lo que a su vez podría afectar gravemente a la protección de los Derechos Humanos".

Asimismo, la ONU también ha expresado su "alarma" tras conocer que ya se están realizando arrestos bajo esta nueva normativa "con efecto inmediato, a pesar de que no existe ni plena información ni conocimiento del alcance de estos delitos".

Más de 300 personas han sido arrestadas este miércoles en las manifestaciones celebradas en Hong Kong contra la imposición de la nueva Ley de Seguridad Nacional coincidiendo con el vigésimo tercer aniversario del retorno de la antigua colonia británica al dominio chino.

La Policía de Hong Kong ya ha confirmado que nueve personas han sido arrestadas por cumplir la nueva normativa. La primera persona que ha sido detenida en aplicación de la nueva ley ha sido un hombre que llevaba una bandera a favor de la independencia del territorio.

La ONU recuerda que ciertas provisiones de la ley, en particular las que se refieren a las libertades fundamentales (artículo 4) o el derecho a un juicio justo (artículo 58) están protegidas por los acuerdos internacionales sobre Derechos Civiles y Políticos de los que Hong Kong es parte integrante, y que tienen carácter vinculante.

Así, la ONU considera "esencial" que los delitos estipulados bajo esta nueva ley, "cumplan con el principio de la legalidad" recogida en ambos acuerdos. "Tal y como se ha hecho saber desde esta oficina, estas leyes jamás deberán criminalizar la conducta y la expresión" de la población", según el portavoz.

Por último, la ONU llama la atención sobre un artículo en particular, el 29, que tipifica como delito la "conspiración con un país extranjero o con elementos externos que pongan en peligro la seguridad pública" dado que podría implicar restricciones contra "actores de la sociedad civil y su derecho a participar en asuntos públicos".

Para leer más