Publicado 29/07/2022 14:43

La ONU denuncia un ataque con cócteles molotov contra una base de su misión en el este de RDC

Archivo - El portavoz de la ONU, Farhan Haq.
Archivo - El portavoz de la ONU, Farhan Haq. - LEV RADIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

La UA condena los ataques y pide "un cese inmediato de toda forma de violencia" contra el personal de la MONUSCO

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha denunciado un nuevo ataque ejecutado el jueves con cócteles molotov contra una base de la Misión de la ONU en República Democrática del Congo (MONUSCO) en la ciudad de Beni y ha mostrado su preocupación por las informaciones que apuntan a que milicianos mai-mai se habrían sumado a las recientes manifestaciones contra los 'cascos azules'.

El viceportavoz de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq, ha reconocido que la situación "es tensa y frágil" y ha lamentado que "los manifestantes siguen atacando bases de las tropas de pacificación de la ONU, si bien en menor medida que en los días anteriores".

En este sentido, ha confirmado que "en un campamento en Uvira, manifestantes traspasaron brevemente el perímetro y dañaron algunos vehículos", mientras que en Beni "los manifestantes lanzaron cócteles molotov contra la base Boikene". "Un intento de irrumpir en el complejo Madiba fue impedido", ha agregado.

Haq ha recalcado además que el organismo está "preocupado" por las informaciones sobre el hecho de que "combatientes mai-mai se han sumado a los manifestantes para reforzar las manifestaciones". "Siguen circulando amenazas contra la misión a través de redes sociales", ha denunciado.

Por ello, ha hecho hincapié en que "la MONUSCO sigue en alerta y sigue trabajando de cerca con las fuerzas de seguridad locales e interactuando con las autoridades nacionales, la sociedad civil y los grupos comunitarios para restaurar la confianza y la calma".

"Reconocemos los esfuerzos de los actores políticos y comunitarios para restaurar la calma pidiendo a la gente que evite la violencia contra la misión. Particularmente en Goma, Nyamilina y Rwindi, el aumento de la presencia de fuerzas de seguridad nacionales cerca de nuestros complejos ha ayudado a disuadir la violencia contra el personal y bases de la ONU", ha explicado Haq.

Por último, ha hecho hincapié en que "la MONUSCO está preparada para trabajar con las autoridades congoleñas para investigar los incidentes en los que manifestantes murieron o resultaron heridos". "La misión también continúa su trabajo con las autoridades y la población de RDC para proteger a civiles, disuadir a grupos armados y construir las capacidades de las instituciones y servicios del Estado", ha zanjado.

El propio Haq indicó el martes que el ataque perpetrado contra una base de la MONUSCO en Butembo en el marco de estas protestas, que se saldó con la muerte de un 'casco azul' y dos policías de la misión, podría equivaler a un crimen de guerra.

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, ha mostrado su "preocupación" por la situación en el este de RDC y ha condenado "con vigor" las "incitaciones al odio" y los "ataques contra la MONUSCO".

Faki Mahamat ha hecho un llamamiento a calma para permitir que las iniciativas puestas en marcha por el organismo, encabezadas por el presidente angoleño, Joao Lourenço, y la Comunidad Africana Oriental a favor de la paz "continúen".

En esta línea, ha pedido "un cese inmediato de toda forma de violencia por parte de la población y los grupos armados contra personas, bienes y la misión de la ONU en RDC" y ha reclamado a las autoridades que "adopten todas las medidas necesarias para poner fin a la violencia y restaurar la calma en la región".

La MONUSCO lleva más de 20 años desplegada en el noreste del país africano, en un intento de apuntalar la paz en el país a pesar de la presencia de unos 130 grupos armados que se disputan el control de las vastas riquezas naturales de RDC, que incluyen cobre, cobalto, oro y diamantes.

Contador