Publicado 07/01/2015 04:03CET

La ONU denuncia nuevos ataques contra fuerzas de paz de la UNAMID al nordeste de Khor Abeche

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ONU ha denunciado este martes nuevos ataques cometidos por hombres armados no identificados contra fuerzas de paz de la Misión Conjunta de la ONU y la Unión Africana para Darfur (UNAMID) en la zona de Burumburum, a unos once kilómetros al nordeste de la localidad de Khor Abeche, en Sudán del Sur.

Tal y como informa el organismo internacional, dos atacantes han fallecido a consecuencia del fuego cruzado. "Entre el personal de la Misión no hubo heridos y sus propiedades no sufrieron daños", añade el comunicado difundido por la ONU.

Este mismo martes, otra patrulla de la UNAMID fue atacada por un grupo de asaltantes no identificados a unos 5 kilómetros al sudoeste de la Misión en Habilla, en Darfur del Oeste. El incidente se saldó sin heridos, pero los atacantes lograron huir con un camión cisterna y un vehículo.

Durante una rueda de prensa en Nueva York, Stephan Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha denunciado que se trata de el segundo ataque contra la UNAMID en los últimos dos meses y ha instado al Gobierno de Sudán a investigar en cuanto antes el ataque para poder llevar a los culpables ante la justicia.

Estos hechos llevan semanas después de que Sudán ordenase la expulsión de dos altos cargos de Naciones Unidas en el país africano, en el marco de la escalada de tensión entre el Gobierno de Omar Hasán al Bashir y la organización internacional.

En concreto, el Gobierno de Omar Hasán al Bashir ordenó abandonar el país a Alí al Zatari, coordinador residente del Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), y a Yvonne Helle, la directora del PNUD en Sudán.

Darfur está inmersa en un conflicto que arrancó en 2003 cuando las tribus africanas se levantaron en armas contra el Gobierno para denunciar la discriminación de la región y Al Bashir envió a las tribus árabes para sofocar la revuelta.

Unas 300.000 personas han muerto a causa de la violencia en Darfur y tanto Al Bashir como varios de sus ministros están acusados de genocidio, crímenes de guerra y contra la Humanidad por el Tribunal Penal Internacional (TPI), aunque aún no han sido juzgados.

Para leer más