La ONU lamenta el indulto a Fujimori y reprocha a Kuzcynski que no haya contado con las víctimas

Protestas contra el indulto a Alberto Fujimori
REUTERS / GUADALUPE PARDO
Actualizado 26/12/2017 20:56:21 CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El representante de la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amérigo Incalcaterra, ha lamentado este martes la decisión del presidente peruano, Pedro Pablo Kuzcynski, de indultar a Alberto Fujimori, criticando en concreto que no haya contado para ello con la opinión de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad que el ex mandatario cometió durante su Gobierno (1990-2000).

Incalcaterra ha recordado en un comunicado que "la concesión de indultos es una prerrogativa que exige un análisis riguroso en cada caso, considerando la gravedad de los hechos en el marco de un proceso transparente e inclusivo, a la luz de las normas internacionales de Derechos Humanos".

"En ese sentido, las decisiones de las autoridades deben respetar siempre la obligación del Estado de investigar, procesar y sancionar las violaciones de Derechos Humanos, evitando cualquier situación que pueda llevar a la impunidad", ha recalcado.

En el caso de Fujimori, ha señalado que la condena emitida en 2009 en su contra a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad "marcó un hito histórico para Perú y toda la región de América Latina en materia de lucha contra la impunidad por graves crímenes de Derechos Humanos".

Incalcaterra ha reprochado al Gobierno que, en primer lugar, no haya tenido en cuenta "a las víctimas y sus familiares (...), quienes luego de varias décadas aún sufren las consecuencias de estos hechos". En su opinión, esto "desvirtúa el camino avanzado por el Estado peruano en materia de verdad, justicia, memoria y reparación".

También ha criticado que Kuzcynski haya desoído las recomendaciones del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, en su reciente visita a Perú, cuando subrayó que "los crímenes cometidos por Fujimori 'son del interés de la comunidad internacional, por lo que 'debe ser involucrada en este tema tan importante'".

INDULTO A FUJIMORI

El perdón presidencial a Fujimori ha provocado una nueva crisis política porque llegó dos días después de que Kuzcynski superara en el Congreso --controlado por la oposición-- una moción de censura gracias a la abstención de varios diputados de Fuerza Popular, a pesar de que la formación 'fujimorista' fue una de las impulsoras de la moción.

En las filas opositoras, varios parlamentarios aseguraron entonces que Kuzcynski --cuestionado por su supuesta implicación en el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht-- había logrado la abstención de los 'fujimoristas' con la promesa del indulto.

La tensión política se ha trasladado a las calles de Lima, donde se han producido varias protestas contra la excarcelación de Fujimori. En las últimas horas, la Policía ha tenido que emplear gases lacrimógenos para disolver una manifestación en la capital peruana.

En este contexto, Kuczynski ha esgrimido que ningún "demócrata" habría permitido que Fujimori "muera en prisión". "La justicia no es venganza", ha sostenido el jefe de Estado, en un mensaje dirigido a la nación que pronunció el lunes por la noche (hora local).

ESPERADO INDULTO

Fujimori ya solicitó el indulto humanitario al Gobierno de Ollanta Humala (2011-2016) pero le fue denegado. Lo cierto es que Kuczynski se había mostrado dispuesto a concedérselo previa recomendación médica. De hecho, ha sido indultado un día después de ingresar en la clínica Centenario de Pueblo Libre, en Lima, por el deterioro de su salud.

Sin embargo, este mismo martes, Fujimori ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos para ingresar en la Unidad de Cuidados Intermedios y ha aprovechado esta mejoría para grabar un vídeo en el que agradece a Kuzcynski el indulto y pide perdón a los peruanos que se hayan sentido "defraudados" por su Gobierno.

Fujimori, de 79 años de edad, fue condenado por la muerte y el secuestro de decenas de personas en diferentes hechos violentos ocurridos durante su Gobierno en el marco de la lucha contra la guerrilla Sendero Luminoso. En los últimos años su salud se ha deteriorado por un cáncer de lengua.