La ONU, muy preocupada por la muerte de manifestantes a causa de la represión policial en Basora (Irak)

Manifestación en Basora
REUTERS / ESSAM AL SUDANI - Archivo
Publicado 05/09/2018 10:49:48CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha expresado este miércoles su "grave preocupación" por la muerte de al menos cinco manifestantes a causa de la represión de las manifestaciones celebradas el martes en la localidad iraquí de Basora contra la corrupción y la falta de servicios básicos.

El representante especial de la Secretaría General de la ONU para Irak, Jan Kubis, ha expresado en un comunicado sus condolencias a los familiares de las víctimas y ha hecho un llamamiento a la calma.

Asimismo, ha reclamado a las autoridades que "eviten usar una fuerza letal y desproporcionada contra los manifestantes, garanticen la protección necesaria a la población de Basora, garanticen el respeto a los Derechos Humanos al tiempo que protegen la ley y el orden, e investiguen y hagan rendir cuentas a los responsables del estallido de violencia".

Kubis, quien es además jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Irak (UNAMI), ha urgido además a las autoridades a "hacer de manera urgente todo lo posible para responder a las justificadas demandas de la población para contar con agua potable y suministro eléctrico".

En esta misma línea, ha solicitado a los parlamentarios, que juraron sus escaños el lunes, que "asuman sus tareas" y "actúen con responsabilidad y sin retrasos" de cara a la formación de un Gobierno "nacional, patriótico y favorable a las reformas".

"La estabilidad a largo plazo y un mejor desempeño económico van de la mano, y hacer frente a estos desafíos es algo que recae sobre la unidad de los líderes políticos y que trabajen juntos a favor del interés nacional", ha remachado.

Las manifestaciones se han extendido a otras provincias del país, donde miles de personas han salido a las calles para reclamar mejoras en los servicios básicos y más oportunidades laborales, así como incrementar la lucha contra la corrupción y una mayor transparencia.

A pesar de que el primer ministro, Haider al Abadi, suspendió en agosto al ministro de Electricidad ante los continuos cortes del suministro en el sur del país, los manifestantes han continuado sus movilizaciones ante la parálisis en el proceso de formación del nuevo gobierno.

La sesión parlamentaria del lunes, la primera tras las elecciones de mayo, fue aplazada después de que dos coaliciones aseguraran contar con la mayoría de los escaños y el derecho a formar Gobierno. El Tribunal Supremo Federal tendrá que pronunciarse sobre la situación en 15 días.