Actualizado 21/02/2017 10:59 CET

La ONU pide 1.600 millones para Sudán del Sur ante las "necesidades sin precedentes"

Refugiados sursudaneses llegan a Uganda
JAMES AKENA / REUTERS

Advierte de que, si no llegan fondos y se actúa rápido, podrían perderse vidas

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONU y las agencias humanitarias que trabajan en Sudán de Sur han hecho un llamamiento este lunes por 1.600 millones de dólares (unos 1.504 millones de euros) con el fin de poder ofrecer asistencia y protección a 5,8 millones de personas en el país africano, donde las necesidades de ayuda van en aumento.

"La situación humanitaria en Sudán del Sur se ha deteriorado dramáticamente debido a la devastadora combinación de conflicto, declive económico y sacudidas climáticas", ha subrayado el coordinador humanitario de la ONU para Sudán del Sur, Eugene Owusu, en un comunicado.

"En 2017, nos enfrentamos a necesidades sin precedentes, en un número sin precedentes de lugares, y estas necesidades aumentarán durante la próxima estación seca", ha advertido Owusu.

Las organizaciones humanitarias estiman que unos 7,5 millones de personas en todo el país necesitan actualmente asistencia humanitaria y protección. Además de las terribles atrocidades denunciadas, incluida la violencia sexual, la inseguridad alimentaria y la malnutrición se han disparado.

RIESGO DE HAMBRUNA

Según el comunicado conjunto de la ONU y las ONG, "el riesgo de hambruna es significativo para miles de personas en las comunidades afectadas por el conflicto y las áreas con déficit de alimentos si no se emprenden acciones rápidas".

Desde que estalló el conflicto en diciembre de 2013, unos 3,4 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, 1,5 millones de las cuales han buscado refugio en los países vecinos, convirtiendo a Sudán del Sur en la mayor crisis de refugiados de África.

"Dado que las necesidades están aumentando rápidamente, hemos dado prioridad rigurosamente para que el Plan de Respuesta Humanitaria de 2017 se centre en los que requiere con mayor urgencia y protección", ha explicado Owusu.

"Es imperativo que este llamamiento sea financiado pronto y financiado por completo, para que los trabajadores humanitarios desplegados en Sudán del Sur puedan responder de forma contundente y rápida", ha sostenido el coordinador humanitario.

Según han explicado en la nota, las organizaciones humanitarias aprovechan la 'ventana de oportunidad' que supone la estación seca para repartir suministros por carretera, ya que cuando empiezan las lluvias, normalmente en mayo, la mayoría de las carreteras quedan impracticables. Entonces, los envíos de suministros deben hacerse por aire, lo que multiplica el coste de la operación humanitaria, una de las mayores y más complejas del mundo.

NECESIDAD URGENTE DE FONDOS

"En 2016, llegamos a más de 5 millones de personas, per la crisis se ha agudizado y extendido ante la continuación del conflicto. En 2017, estamos decididos a llegar a más personas pero necesitamos urgentemente los fondos para hacerlo", ha subrayado Owusu.

"Llamo a la comunidad internacional, que ha contribuido tan generosamente a este joven país, a que nos apoye ahora. Si no actuamos rápidamente, podrían perderse vidas", ha recalcado el coordinador humanitario de la ONU.

Un total de 137 organizaciones humanitarias, incluidas 62 nacionales, así como doce entidades de la ONU, prevén implementar los proyectos incluidos en el Plan de Respuesta Humanitaria 2017.