7 de abril de 2020
 
Publicado 03/02/2020 23:21:24 +01:00CET

La ONU pide evitar persecuciones políticas y judiciales que afecten a las elecciones en Bolivia

Una seguidora de Morales con una bandera whipala durante las manifestaciones en Bolivia
Una seguidora de Morales con una bandera whipala durante las manifestaciones en Bolivia - Gaston Brito/dpa - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de la ONU para Bolivia, Jean Arnault, ha pedido respeto a los Derechos Humanos y evitar persecuciones políticas y judiciales que pongan en cuestión la legitimidad de las elecciones del próximo 3 de mayo, en referencia a las actuaciones policiales y judiciales contra representantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales.

"En un contexto electoral es esencial que no se realicen actos de persecución política, incluyendo el abuso de procedimientos judiciales", ha apuntado Arnault en un comunicado publicado este lunes.

Los bolivianos, "independientemente de su afiliación política, deberán poder ejercer sus derechos constitucionales y a elegir y ser elegidos con plena libertad, sin atropellos, intimidación o discriminación de ningún tipo. La legitimidad del proceso electoral dependerá de ello", ha exigido Arnault.

Para que las próximas elecciones tengan éxito es "imprescindible imprescindible que surja un llamado unánime a debatir pacífica y democráticamente y a desistir de toda acción que viole el derecho a la libertad de reunión pacífica, de expresión, de asociación, de opinión y de circulación".

Para ello, la ONU ofrece su asistencia técnica para que el Tribunal Supremo Electoral boliviano "cumpla sus funciones ejecutivas y jurisdiccionales en consonancia con las altas expectativas que la ciudadanía ha depositado en los nuevos gestores y gestoras del proceso electoral".

Hasta 592 miembros de los gobiernos de Evo Morales están siendo investigados o han sido denunciados por delitos de corrupción o por sedición, según las propias autoridades instauradas tras la salida del dirigente indígena del poder. El propio Morales y varios de sus ministros están acusados de sedición y terrorismo por las protestas posteriores a su exilio.

Para leer más