Publicado 13/05/2022 21:09

La ONU remarca que las escuelas y hospitales deben ser espacios seguros incluso durante conflictos armados

Escuela atacada en Ucrania
Escuela atacada en Ucrania - Vincenzo Circosta/ZUMA Press Wir / DPA

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La representante especial de Naciones Unidas para la Infancia los Conflictos Armados, Virginia Gamba, ha incidido en que, incluso durante escenarios de conflicto armado, como Ucrania, Afganistán o Siria, las escuelas y los hospitales deben seguir siendo refugios seguros.

"Este año ya ha demostrado ser devastador para la educación de los niños en situaciones donde abundan los conflictos armados", ha lamentado Gamba en un comunicado en el que ha hecho balance de los ataques a infraestructuras educativas en algunos de los puntos más calientes de la actualidad.

Así, ha detallado que en Ucrania se han confirmado más de 150 ataques a instalaciones e infraestructuras escolares tanto en zonas controladas por Kiev como en las controladas por Moscú, así como en las regiones en disputa desde el inicio de la guerra, hace ya casi tres meses.

Al mismo tiempo, en Afganistán, "más de un millón de niñas se ha visto privadas de su derecho a la Educación" por orden de los talibán, a la par que "varias escuelas han sido atacadas violentamente a finales de abril". En la nación asiática se han confirmado más de un centenar de ataques a escuelas a lo largo del último año.

Por otro lado, en Camerún se ha registrado en los últimos meses un aumento de ataques a centros educativos así como a personal docente y estudiantes. En este contexto, más de 700.000 menores, especialmente de las regiones del noroeste y suroeste, se han visto privados de educación.

Asimismo, en Siria, tras once años desde el inicio del conflicto, los ataques contra los niños y las instituciones de enseñanza siguen privando a este sector de la población de su derecho a la educación y, además, dejando "profundas cicatrices psicológicas".

"A pesar de ser una violación del derecho internacional humanitario y de los Derechos Humanos, los ataques contra escuelas y hospitales durante los conflictos se han generalizado en varios contextos, con efectos devastadores para las poblaciones civiles, especialmente los niños", ha denunciado Gamba.

Así pues, ha incidido en que incluso cuando las instalaciones educativas y sanitarias están cerradas, "deben protegerse del uso militar y los ataques", ya que tenerlas como objetivo se considera como un ataque deliberado a la educación.

"Cuando los civiles, y especialmente los niños, y la infraestructura civil se convierten en parte e instrumentos del conflicto, son nuestras sociedades enteras las que sufren", ha advertido la representante de Naciones Unidas.

Es por esto que Gamba ha hecho un llamamiento a "todos" los Estados para que garanticen la implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad en las que se insta a los países a que protejan la educación y la atención médica.

Contador

Más información