Publicado 25/02/2021 06:20CET

ONU teme que la crisis afecte a la vacunación en Birmania y alerta de uso de "fuerza excesiva" contra niños

Vehículo blindado tras el golpe de Estado en Rangún, Birmania
Vehículo blindado tras el golpe de Estado en Rangún, Birmania - Thet Htoo/ZUMA Wire/dpa

Expertos de la ONU muestran su preocupación por los derechos de migrantes birmanos deportados de Malasia

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha mostrado este miércoles su preocupación por el efecto de la crisis que vive Birmania tras el golpe de estado militar, ya que teme que "ponga en peligro el esfuerzo de vacunación contra la COVID-19" y ha alertado del uso de la "fuerza excesiva" contra niños durante manifestaciones.

Así lo ha transmitido el portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, quien se ha hecho eco de los mensajes emitidos por el equipo de la ONU en Birmania y de del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el marco de la situación que vive el país con limitaciones de la libertad de reunión y expresión, entre otras, tras la toma militar.

"Birmania ha desarrollado un plan de despliegue y vacunación sólido y meticuloso, ya había vacunado a 105.000 trabajadores sanitarios a 31 de enero", ha recordado Dujarric, para reiterar que el equipo de Naciones Unidas en Birmania advierte sobre el efecto de los "últimos eventos" en este proceso.

Al mismo tiempo, ha advertido de que UNICEF está "alarmado" por el "uso continuo de una fuerza excesiva contra los niños por parte de las fuerzas de seguridad durante manifestaciones" y ha lamentado que esta semana un niño haya resultado gravemente herido por un disparo en una de las protestas en Kachín, así como el fallecimiento de otro menor el fin de semana en Mandalay.

"UNICEF pide una vez más a las fuerzas de seguridad que se abstengan de la violencia, ejerzan la máxima moderación y que las diferencias se resuelvan por medios constructivos y pacíficos, dando prioridad a la protección y seguridad de los niños y jóvenes", ha apelado Dujarric.

PIDEN A JAPÓN TOMAR MEDIDAS EN REFERENCIA A BIRMANIA

Por otro lado, este miércoles distintas organizaciones han llamado al Gobierno de Japón a tomar medidas "urgentes" para presionar a los líderes del golpe militar en Birmania para "restaurar el Gobierno democráticamente elegido y respetar los Derechos Humanos", según ha informado la ONG Human Rights Watch (HRW) en un comunicado.

A través de una carta al ministro de Exteriores japonés, Toshimitsu Motegi, los grupos han instado a llevar a cabo sanciones económicas al Ejército y apoyar un embargo de armas global.

"Como donante importante e influyente, el Gobierno japonés tiene la responsabilidad de tomar medidas para promover los Derechos Humanos en Birmania", ha reivindicado el oficial de programas de HRW en Asia, Teppei Kasai, para añadir que el país nipón, que ha sido un "importante donante" para Birmania, "debería revisar y suspender cualquier ayuda que pueda beneficiar al Ejército birmano".

En este sentido, las organizaciones han recordado que "el sector privado de Japón también ha estado invirtiendo cada vez más en Birmania, en ocasiones sin respetar adecuadamente el marco establecido en los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos".

PREOCUPACIÓN POR BIRMANOS DEPORTADOS DE MALASIA

En este contexto, expertos independientes de la ONU han expresado también su preocupación por los derechos de los 1.086 migrantes birmanos que han sido devueltos por Malasia, desafiando una orden del Tribunal Superior de Kuala Lumpur, quienes, además, se encontrarán con la crisis que vive el país tras el golpe de estado.

"Las autoridades malasias violaron el principio de no devolución (...) que prohíbe absolutamente la deportación colectiva de migrantes sin que se lleve a cabo una evaluación objetiva del riesgo en cada caso individual", han criticado al respecto los expertos en un comunicado.

Ante la situación, han remitido al Gobierno de Malasia una carta para instar a la prohibición absoluta de la devolución y así evitar la probable persecución de los repatriados.

"La falta de garantías de debido proceso para todos los migrantes, incluso mediante evaluaciones de riesgo caso por caso y medidas de protección adecuadas de forma individual, aumenta sus vulnerabilidades y riesgo de explotación y otras violaciones al regresar", han advertido los experos.

Por último, han demandado a las autoridades de Malasia que realicen una evaluación adecuada de cada uno de los casos del resto de migrantes birmanos que se encuentran en el país para otorgarles la protección necesaria.

Para leer más